El porcentaje de trabajos encontrados a través de la Administración Central sigue siendo mínima. Red Trabaja, el portal del Servicio Estatal de Empleo lanzado en octubre ofrece 2.500 puestos de trabajo. Las ETT comienzan a integrar ofertas en este portal.

Bien es sabido que los servicios públicos de empleo funcionan mal. Sirven para colocar a muy pocos parados. Da igual que estas atribuciones estuviesen en manos de la Administración Central (antiguo INEM) o que ahora las gestionen las comunidades autónomas. Según un informe presentado esta semana por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), realizan sólo tres de cada cien colocaciones (381.000 durante 2009), en tanto que las ETT se encargan del 12% (1.678.000 el pasado año).

Aunque la secretaria general de Empleo del Ministerio de Trabajo, Maravillas Rojo, cuestione esas cifras (por contabilizar contratos de horas o días), lo cierto es que no tiene otras para ofrecer. Pero sabe que de los casi 14 millones de contrataciones firmadas el año pasado, el 65% se fraguaron a través de amigos y familiares y que las que se realizaron a través de los servicios públicos de empleo son irrisorias. Y también manifiesta que el 65% de los demandantes de trabajo se dirigen a Internet para buscarlo.

Tratando de seguir la petición del Congreso de modernizar los servicios públicos de empleo, como competente en la coordinación de los mismos, explica Rojo, el Gobierno ha hecho "cambios organizativos, de personal y tecnológicos". El pasado octubre se lanzó la Red Trabaja, el nuevo portal del Ministerio de Trabajo, "que incorpora tres novedades respecto al anterior: es un punto de encuentro gratuito entre oferentes y demandantes de empleo; se puede reconocer la prestación por desempleo a través de él, por Internet. Ahora están el 38% de las prestaciones, pero a final de año estarán el 100%. Y se le ha incluido mucho contenido multimedia, mucha información práctica para los solicitantes de empleo".

En la plataforma on line del ministerio se están empezando a colocar las ofertas de trabajo que llegan a los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas (Trabajo ha firmado acuerdos con 9 de las 17, según Rojo, quien espera sellar más) y a las empresas de trabajo temporal (de momento, con Manpower y Unique, aunque "hay más en marcha").

El ministerio no aporta datos (lo hará dentro de un mes), pero el pasado jueves, en www.redtrabaja.es había 1.129 ofertas de empleo, que incluían 2.551 puestos de trabajo. Una exigua cantidad para cuatro millones de desempleados. Desde hace dos semanas, Manpower aporta 41 ofertas con 432 puestos de trabajo en total, y Unique, 10 ofertas, a las que se han presentado cerca de 500 candidatos, según ambas ETT, que han sellado un acuerdo similar cada una con el servicio de empleo catalán.

Para la presidenta de Manpower, Carmen Mur, "se trata de colaborar al máximo en la orientación e integración de personas con la Administración Central y las comunidades autónomas en este momento de paro". Las ofertas de trabajo que cuelgan en Red Trabaja lo hacen también en las webs de las empresas, las comunidades autónomas o en buscadores de empleo. Cuantos más sitios tengan los desempleados para acceder a puestos de trabajo, mejor, coinciden Rojo y Mur. Las empresas de trabajo temporal esperan que usen el portal todos aquellos demandantes de trabajo que pasen por las oficinas de empleo, que se encargarán de difundir estos servicios gratuitos en cuya modernización el Ministerio de Trabajo ha invertido tres millones de euros.


Intermediar o no, esa es la cuestión

Las empresas de trabajo temporal no pueden trabajar para los servicios públicos de empleo intermediando en la colocación de parados. Sólo pueden hacerlo las denominadas agencias privadas de colocación, sin ánimo de lucro.

El documento del Gobierno que se discute en la mesa del diálogo social propone que se levanten las restricciones a la actividad de las ETT para contratar con la Administración y en sectores como sanidad o construcción (siguiendo el mandato de la Directiva Europea) y que se amplíen las competencias de las ETT para convertirse en agencias privadas de colocación para colaborar con los servicios públicos de empleo sin restricciones, como solicita la patronal AGETT.

La mayoría de las empresas de trabajo temporal son reticentes a firmar acuerdos con el ministerio y las autonomías por estar en este proceso de negociación. No obstante, resulta curioso que las ofertas de trabajo que gestionan las ETT desde la Red Trabaja sigan el mismo procedimiento que las demás. Es decir, la ETT selecciona los currículos, hace las entrevistas, contrata al trabajador y, por supuesto, cobra a la empresa por sus servicios. O sea, intermedia.


Los españoles quieren seguridad y sueldo

¿Qué es lo que valoran los españoles a la hora de trabajar en una empresa? Con más de cuatro millones de parados, no resulta chocante que el primer requerimiento de casi el 70% de las 10.000 personas que han contestado a la encuesta elaborada por Randstad entre trabajadores y parados sea la seguridad laboral a largo plazo; o sea, una compañía que no les despida y donde tengan un proyecto de futuro. "La seguridad ha cobrado importancia por miedo al paro. Hace dos años, las medidas de conciliación entre la vida laboral y personal eran más importantes, y ahora esto ha cambiado", dice el director general de la empresa de trabajo temporal, Jan Hein Bax. Este holandés considera, no obstante, que los españoles suelen buscar un trabajo para toda la vida, algo que actualmente no existe y que choca de lleno con dos características de nuestro mercado laboral, la precariedad (contratos temporales) y la escasa flexibilidad; éstas generan justo lo contrario: inseguridad.

En segundo lugar, y a poca distancia del anterior, aparece el sueldo, un argumento siempre de peso entre los españoles para seleccionar la mejor compañía en que trabajar. El tercer elemento más valorado es el buen ambiente de trabajo, también ahora más difícil de conseguir por la crisis.

Para más de la mitad de los encuestados, la conciliación entre la vida laboral y la familiar es muy importante. Pero esa importancia difiere mucho de hombres a mujeres. Y es para ellas para quienes resulta vital, en tanto que para ellos es más relevante que la compañía esté bien gestionada, que tenga buena salud financiera o con buena imagen de marca; todos aquellos atributos relacionados con el estatus, en vez de con la estabilidad y el confort que prefieren las mujeres (tales como los horarios, la localización de la oficina o que el trabajo sea interesante).

Entre los sectores preferidos para trabajar, los españoles eligen tres: la informática (por estar bien pagada, ofrecer formación de calidad y tener perspectivas de futuro), los medios de comunicación (por ser una actividad interesante) y la industria química, por los mismos motivos que eligen el sector informático, a los que añaden la salud financiera de las empresas.

Acceso a Redtrabaj@: https://www.redtrabaja.es/es/redtrabaja/portal/index.jsp

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.