La extensión de la jornada laboral es el principal obstáculo con el que se encuentran los directivos españoles para conciliar su vida personal con su desarrollo profesional. Así lo aseguran el 63% de los directivos que han participado en un estudio.

La extensión de la jornada laboral es el principal obstáculo con el que se encuentran los directivos españoles para conciliar su vida personal con su desarrollo profesional. Así lo aseguran el 63 por ciento de los directivos que han participado en un estudio realizado por la auditora Deloitte.

El informe Situación de las estrategias de conciliación del trabajo y de la vida personal, que la auditora Deloitte ha realizado mediante encuestas enviadas a los directivos de las principales empresas españolas con políticas de conciliación ya implantadas, pone de manifiesto que el 63 por ciento de los encuestados aseguran que la extensión de la jornada laboral es el principal obstáculo para conciliar trabajo y familia.

Los directivos consideran que la extensión de la jornada laboral es una práctica muy habitual en las empresas y muy valorada por parte de la organización ya que en ocasiones asegura un puesto de trabajo o una promoción. "La extensión de la jornada de trabajo constituye un mayor esfuerzo y dificultad para aquellos trabajadores que tienen personas a su cargo y sobre los que pesa la responsabilidad familiar. Esta situación puede llevar, incluso, a hacer incompatible el equilibrio y complementariedad de la vida personal y la vida laboral" asegura Enrique de la Villa socio de Deloitte.

Otra barrera importante con la que se encuentran los directivos españoles son los horarios de los cursos de formación. En la mayoría de las empresas -54 por ciento- la formación tiene lugar tanto en el horario laboral como fuera de éste. "La formación está directamente ligada al desarrollo profesional.Por esta razón los directivos consideran importante que todas las personas de la organización puedan tener acceso a la misma, independientemente de su situación personal o familiar", continua Enrique de la Villa.

Modalidades de conciliación

El horario flexible es la modalidad de conciliación que mayor número de personas disfruta en sus organizaciones, un 43 por ciento de las personas encuestadas. La mitad de las empresas que han participado en el estudio la tienen implantada desde hace al menos cinco años, en el resto de organizaciones, esta posibilidad la ofrecen desde no hace más de tres años.

La jornada reducida es la medida de conciliación más antigua en las empresas, en el 36 por ciento de los casos esta medida lleva implantada una década. Se trata también de una posibilidad muy extendida para conciliar ya que el 40 por ciento de los directivos que han participado en la encuesta afirma poder acogerse a ella.

El resto de políticas de conciliación incluidas en la encuesta son inexistentes o poco frecuentes y dependen mucho del sector y de la cultura de la propia compañía. Un 17 por ciento de los directivos afirma poder acogerse a un plan de teletrabajo y otro 17 por ciento puede hacer coincidir su jornada laboral con el horario escolar. Sólo el 3 por ciento de las empresas ponen a disposición de sus empleados ayudas para el cuidado de personas dependientes y el mismo porcentaje ofrece subvenciones para guarderías.

Los directivos españoles consideran que las medidas más útiles para conciliar son el horario flexible, la jornada reducida y el teletrabajo. Mientras, medidas como la guardería en empresas o las subvenciones para guardería, el servicio para el cuidado de personas dependientes y la jornada coincidente con el horario escolar son considerados por los directivos como medidas poco útiles.

Las tareas del hogar

El reparto desigual de las tareas del hogar sigue siendo una realidad en nuestra sociedad. Los estereotipos culturales siguen presentes y la mujer continua asumiendo un mayor grado de responsabilidad que el hombre en las tareas del hogar. Un 9 por ciento de encuestados asegura que los hombres no realizan ninguna tarea en casa, frente a un 45 por ciento que asegura realizar al menos una de cada cuatro tareas. Un 9 por ciento indica que los hombres realizan todas las tareas y un 36 por ciento indica que hace la mitad.

En cuanto a las labores del hogar realizadas con más frecuencia por los hombres, destacar hacer la compra, en un 91 por ciento y realizar el presupuesto del hogar en un 64 por ciento.

En cuanto a las prioridades de los directivos, en primer lugar se encuentra la familia, seguida del trabajo, del dinero o del ocio, dependiendo de los casos y como cuarta prioridad el 24 por ciento señalan la formación.

Demandas

Los directivos demandan a sus empresas poder acogerse a planes de jornada reducida o horario flexible. A la administración le piden mayores ayudas económicas para el cuidado de sus hijos y más subvenciones para la formación.

"A pesar del enorme avance que se ha hecho en el campo de la conciliación, los directivos hacen hincapié en la estrecha relación que existe entre la adopción de medidas de conciliación relativas a la reducción de jornada laboral y la dificultad para conseguir un desarrollo profesional similar al resto de personas dentro de la organización. Aseguran que en sus empresas se considera que la dedicación de un tiempo extra a la organización es un elemento decisivo a la hora de promocionar. Resulta fundamental que las empresas tengan en cuenta que proporcionar medidas de conciliación redunda en el desempeño profesional de las personas que se sentirían más motivadas y tendría una mejor actitud y predisposición hacia el trabajo", concluye Enrique de la Villa.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.