Ahora que nadie pone en duda la necesidad de digitalizar la práctica sanitaria, todos los datos que se almacenan deben aprovecharse para mejorar la asistencia y la coordinación entre profesionales.

La proliferación de los sistemas de información sanitaria en todo el mundo está provocando que se genere "una inmensa cantidad de datos que debemos ser capaces de aprovechar", o lo que es lo mismo, "traducir el conocimiento generado en herramientas útiles", ha señalado Antoine Geissbühler, director del Departamento de Informática Sanitaria de los Hospitales Universitarios de Ginebra (Suiza), en la conferencia World of Health IT (WoHIT), que se está celebrando en Barcelona conjuntamente con la eHealth Week 2010.

A su juicio, el objetivo es lograr un círculo en el que los datos se integren e interpreten, generando información y conocimiento que sea útil en la toma de decisiones; éstas provocarán actos que, a su vez, darán lugar a nuevos datos. "Uno de los principales retos es lograr conjugar toda la información que proviene de distintas fuentes y se encuentra en diferentes formatos, como texto e imágenes".

Coordinación

Los datos tienen también origen en diversas personas: "Alrededor del paciente hay médicos, enfermeras, farmacéuticos, terapeutas y profesionales de las tecnologías de la información, entre otros, y cada uno tiene su función claramente definida, pero tienen que actuar de forma coordinada y armónica, como las teclas de un piano", metaforiza Kendall Ho, director de la Oficina de Estrategia eSalud de la Facultad de British Columbia, en Canadá.

Las principales ventajas que ofrece esta coordinación estriban en la complementariedad de las habilidades, el ahorro de tiempo, la mejora de la calidad asistencial y la reducción de los errores. Sin embargo, "la falta de coordinación genera el efecto contrario: duplicación de pruebas y tratamientos, pérdida de tiempo, deterioro de la asistencia y aumento de los efectos adversos".

Por ello, la citada universidad ha puesto en marcha la Comunidad Electrónica de Práctica (eCoP, en sus siglas en inglés), a la que los profesionales pueden recurrir para poner en común su conocimiento, coordinarse y resolver dudas.

"Cuenta tanto con componentes sincrónicos -videoconferencia, sesiones interactivas, chat- como asincrónicos -archivo multimedia, blogs, wiki, foros-", explica Ho, que resalta la importancia de una comunidad de este tipo en la región de British Columbia que, con una extensión que casi duplica la de España, tiene una población diez veces inferior atendida por unos 9.000 médicos.

En eCoP están integradas además varias herramientas, como un sistema de ayuda a la prescripción basada en la evidencia o academic detailing. "Se trata de un instrumento que sirve para compartir experiencia y huir de la información confusa e interesada que los laboratorios pueden dar sobre los medicamentos".

Asistencia excelente

Algo similar se ha hecho con el conocimiento sobre emergencias, especialmente en lo que concierne a sepsis y triaje: "Contamos con 40 departamentos de emergencias implicados en conseguir hacer de la evidencia una asistencia excelente". De ahí el nombre de la iniciativa, E2E, evidence to excellence. Y esto, según explica Ho, no ha hecho más que empezar. "Queremos ampliar eCoP a otras regiones, manteniendo siempre los principios básicos que lo han hecho posible: respeto, flexibilidad, adaptabilidad, responsabilidad, habilidad para hacer frente a los conflictos y puesta en común no sólo de los éxitos sino también de los errores".


INFORMACIÓN PARA FORMACIÓN

No sólo pacientes y profesionales en ejercicio pueden beneficiarse de las tecnologías de la información. Pensando en la formación de pregrado y primeros años del postgrado, el Departamento de Educación del NHS en Escocia ha puesto en marcha un sistema denominado e-Portfolio en el que pretende "recoger la actividad formativa, la progresión, la evaluación y los resultados", ha dicho el director médico de dicha entidad, Mike Watson. Pilotado en Escocia y ampliado a 14.300 alumnos del Reino Unido desde su puesta en marcha en 2008, el objetivo de la aplicación es "que se convierta en una historia personal de formación para toda la vida del médico, abarcando las distintas etapas, desde la universidad a las actualizaciones en las respectivas especialidades". Con la información recogida, además, "contaremos con una amplia base de datos sobre praxis clínica y buenas prácticas".

Acceso a página web de World of Health IT: http://www.worldofhealthit.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.