El ministro de Economía francés, Thierry Breton, anunció hoy que el Gobierno premiará con 1.500 euros de exención de impuestos a aquellos desempleados que acepten un trabajo que diste al menos 150 kilómetros de su domicilio.

El ministro de Economía francés, Thierry Breton, anunció hoy que el Gobierno premiará con 1.500 euros de exención de impuestos a aquellos desempleados que acepten un trabajo que diste al menos 150 kilómetros de su domicilio, "para reforzar la movilidad" profesional en Francia.

Aquellos que no paguen impuestos en razón de sus pocos recursos recibirán un cheque por valor de esa misma cantidad, según explicó Breton, en una entrevista con el diario galo 'Le Parisien '. Francia tiene una tasa de desempleo del 9,9%, equivalente a la de octubre de 2003.

Los trabajadores estarán obligados, como contraprestación, a mantener su nuevo puesto de trabajo al menos seis meses, y la distancia mínima entre la nueva y la antigua residencia será de entre 150 y 200 kilómetros.

El Ejecutivo de Dominique de Villepin, cuya "prioridad" es la lucha contra el paro, cuenta también con ayudar con créditos inmobiliarios a estas personas, para que puedan cambiar de residencia y vivir cerca de su nuevo puesto de trabajo.

Igualmente, quienes deban deshacerse de una propiedad inmobiliaria y mudarse por motivos profesionales, verán reducidos sus impuestos, así como aquellos que deban alquilar su propiedad por idéntica razón.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.