Los expertos señalan que, en 2015, el mercado laboral español tendrá un déficit de trabajadores que tendrá que ser cubierto por mano de obra extranjera. Al problema de este déficit, se suma el debate sobre la viabilidad del sistema de pensiones.

"El ejercicio 2015 será un año crítico en el punto de equilibrio del mercado laboral español, ya que España necesitará cubrir 800.000 puestos de trabajo para los que no habrá mano de obra nacional", señala Miriam Aguado, gerente de la consultora PeopleMatters y coordinadora del libro Inmigración y Empresa. Guía para el ejecutivo, escrito, además, por Alfonso Jiménez, socio director de PeopleMatters, y por Manuel Pimentel, ex secretario general de Empleo y Asuntos Sociales.

La ejecutiva de la consultora tiene claras las soluciones a esta carencia: "Que los parados se conviertan en ocupados o que aumente la población. Pero incrementar la natalidad no resolverá los problemas. España necesita la llegada de más inmigrantes". "Si queremos que nuestra economía siga creciendo a ritmos del 3 por ciento, la inmigración debe seguir aumentando", añadió Pimentel.

Al problema del déficit de trabajadores, se suma el debate sobre la viabilidad del sistema de pensiones. Según Aguado, el sistema actual puede ser viable hasta 2015. A partir de ese ejercicio, "se necesitarán inmigrantes de mayor cualificación y de carácter indefinido".

La coordinadora del libro también destacó la necesidad de gestionar la inmigración desde la demanda, es decir, regular los flujos migratorios según las necesidades reales, teniendo en cuenta factores como la concentración geográfica, la especialización y la cualificación de los trabajadores. Y la cualificación exige desarrollar estrategias para atraer talentos. "Debemos poner en marcha prácticas de formación, selección en origen y formación de directivos", concluyó Aguado. Así, el propósito del libro es acercar el fenómeno de la inmigración, desde el punto laboral, a las empresas y empresarios.

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, destacó la necesidad de España de "poner en marcha instrumentos que nos permitan canalizar la inmigración de acuerdo a nuestras necesidades económicas". Además, pidió a los ciudadanos colaboración a la hora de integrar en la sociedad a los inmigrantes. "Desde la Secretaría de Estado estamos trabajando para tener el próximo año un plan que sirva de hoja de ruta para integrar a los inmigrantes en España. A esto, a la integración, se están destinando los recursos de la Administración, no a políticas que favorezcan al inmigrante". en España, residen 2,5 millones de inmigrantes legales.

La experiencia de cuatro compañías

Caprabo
"La gestión de la inmigración no es una realidad social a la que debemos hacer frente, sino una necesidad empresarial y una oportunidad de negocio", señala Vera Baena, directora de Organización y Desarrollo de Caprabo. La compañía de distribución tiene un supermercado escuela, donde forma a sus empleados. Los cursos para manipular los alimentos frescos son, sobre todo, demandados por inmigrantes, que valoran la formación recibida de forma más favorable que los españoles.

Ferrovial
Ferrovial se ha encontrado con problemas a la hora de contratar inmigrantes. "Por eso contamos con la ayuda de organismos oficiales, donde es muy posible encontrar candidatos con el perfil deseado", dice la compañía. El grupo señala que algunas de las medidas que llevan a cabo se centran en la formación de prevención de riesgos laborales, políticas activas de formación profesional, campañas de concienciación de los encargados y mandos intermedios y levantar las barreras del idioma.

NH Hoteles
El número de inmigrantes de NH Hoteles supone el 9,7% de la plantilla de los 14.000 empleados que tiene el grupo. La mayor parte de estos trabajadores se encargan de la limpieza de los pisos, de las tareas en la cocina o de servir en los restaurantes. Pero, como señala Juan María de Mora, director corporativo de Recursos Humanos, "poco a poco se va notando un cambio hacia puestos un poco más cualificados, ya que se han ido integrando y su nivel cultural, profesional y su experiencia ha ido variando".

Eulen
El grupo Eulen estima que dentro de diez años, el 50% de los operarios de limpieza en España serán inmigrantes. La población de extranjeros en esta compañía representa el 5,3 por ciento de los 16.000 trabajadores de limpieza con los que cuenta el grupo. Uno de los principales desafíos a los que se ha enfrentado la firma ha sido concienciar a la cúpula directiva de la empresa de que la inmigración dentro de la compañía no sólo es una cuestión estratégica, sino incluso de supervivencia del negocio. Los flujos de inmigrantes deben regularse según las necesidades del mercado laboral.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.