Minimizar el trauma de un despido, obtener información relevante y libre sobre la empresa, y desarrollar un proceso de desvinculación óptimo de la compañía son elementos suficientemente importantes como para instaurar una correcta y productiva entrevista.

Resumen:

El artículo trata de la problemática que supone para los empresarios el despedir a un trabajador por no saber hacerlo correctamente. Se propone la entrevista de desvinculación como la mejor herramienta para llevar a cabo la baja de un empleado.

Al principio se trata el tema desde un ámbito estrictamente jurídico para saber llevar a cabo un despido legalmente válido para luego adentrarnos en la entrevista de desvinculación propiamente dicha: preparación (momento, lugar, persona encargada de llevarla a cabo), desarrollo (qué decir y cómo decirlo) y posibles reacciones del trabajador. A su vez, damos un paso más hacia adelante proponiendo una continuación de la desvinculación con la creación de un Departamento de Salidas Profesionales o implementando un programa de Outplacement. Así, a lo largo del artículo se van demostrando las ventajas que la empresa obtiene al llevar a cabo la correcta desvinculación de una persona.

Publicado en el número 196 de la revista, de febrero de 2006.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.