El Gobierno destinará 2.213 millones de euros para formación de trabajadores en 2006. De esa cantidad, 921 millones serán para la formación de desempleados y 1.292 millones para la de trabajadores en activo.

Éste es uno de los puntos incluidos en el acuerdo de Formación Profesional para el Empleo que firmaron ayer el Gobierno, los sindicatos CC OO y UGT, y las organizaciones patronales CEOE y Cepyme.

Mediante este acuerdo, el Gobierno pretende impulsar la competitividad de la economía española y mejorar la calidad del empleo. El acuerdo unifica la formación ocupacional, destinada a parados, y la continua, dirigida a trabajadores en activo. Además, permite al Estado conservar la competencia en materia de legislación laboral, a la vez que aumenta la capacidad de gestión de las comunidades autónomas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.