Un estudio confirma el aumento del estrés de los empresarios españoles a causa de la crisis económica y la carga de trabajo. Estas cifras sitúan a España en el sexto puesto, a pocos puestos de un podio ocupado por China, México y Turquía.

Si en 2007 el 47% de los encuestados por el 'International Business Report ' de Grant Thornton decía que su estrés había aumentado, en 2009 es un 65% el que confiesa que se ha disparado en los últimos tiempos. España es el sexto país del mundo con mayor aumento del estrés. La situación económica y la carga de trabajo son las causas más citadas por los empresarios y directivos nacionales estresados.

La crisis ha situado a los empresarios y directivos españoles en el top ten del estrés mundial. Si en 2007 el 47% de los encuestados por el International Business Report de Grant Thornton decía que su estrés había aumentado, en 2009 es un 65% el que confiesa que se ha disparado en los últimos tiempos. Sólo un 4% se siente más relajado que el año anterior, mientras que el 31% restante no ha notado cambios en este sentido.

Estas cifras sitúan a España en el sexto puesto de los países en los que más ha aumentado el estrés, por detrás de Vietnam y Grecia y a pocos puestos de un podio ocupado por China, México y Turquía. Los escandinavos son, en cambio, los más relajados con Finlandia, Dinamarca y Suecia, que ocupan los últimos lugares en cuanto al aumento del estrés.

La crisis y el exceso de trabajo, principales causas

Los desvelos de los empresarios españoles provienen principalmente de la situación económica y de la carga de trabajo, que fueron citadas como causa del estrés por el 47% y el 25% de los encuestados respectivamente.

En menor medida se mencionaron también la preocupación por el futuro del patrimonio personal (14%) y los conflictos personales en la oficina (11%). En cambio otros factores como las actividades de la competencia (3%), los recortes de plantilla (5%) o la conciliación de la vida laboral y familiar (1%) apenas fueron citados como causa del estrés.

España, una excepción a la regla

Más allá de las diferencias culturales, el perfil de los campeones del estrés (China, México y Turquía) es llamativamente similar. Son economías emergentes con perspectivas de crecimiento pese a la crisis y donde los dirigentes empresariales disfrutan de muy pocos días de vacaciones al año: siete días de media en el caso de México, nueve en China y once en Turquía. La presión de alcanzar los niveles de crecimiento previstos y la falta de descanso son pues factores clave.

España, por el contrario, es un país en recesión en el que sus empresarios disfrutan de una media de 21 días de vacaciones al año, sólo superada por los países nórdicos. Sin embargo, otros dirigentes europeos que lideran el ránking de la relajación, como los daneses, viven una situación parecida en cuanto a periodos de descanso (23 días) y contracción de la economía, ya que en 2009 el PIB danés disminuyó un 4,9%, frente a un 3,6% en España.

Entonces, ¿por qué tanto estrés en España? En opinión de Mar Escánez, directora de recursos humanos de Audihispana Grant Thornton, "hay que recordar que el estrés es, en su origen, una reacción primaria ante lo que se percibe como una amenaza real o imaginaria. Además de las causas objetivas que desgraciadamente proporcionan la propia experiencia y los datos económicos, en países como España, Grecia o Irlanda existe una percepción muy magnificada de la crisis. Esto, combinado con la incertidumbre en cuanto a la evolución futura, contribuye a aumentar los niveles de estrés entre los responsables de tomar decisiones".

Acceso a Estudios e informes económicos, de Audihispana Grant Thornton: http://www.ahgt.es/public_estudios_economicos.html

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.