El empresario de hoy piensa en su imagen y en las nuevas formas de gestión y cambia su espacio de trabajo cada menos tiempo. Si hasta hace unos años, el ciclo de vida de una oficina era de unos 20 o 30 años, ahora el cambio se hace a los 10.

'Si hasta hace unos años, el ciclo de vida de una oficina era de unos 20 o 30 años, ahora el cambio se hace a los 10 ', explica Alberto Sanz Novales, presidente de FAMO, Asociación que agrupa a fabricantes españoles de mobiliario de oficina y, como tal, presidente del comité que organiza Ofitec, el Salón de equipamiento de oficinas que se celebra en Madrid hasta mañana.

En opinión de Sanz, esa mayor renovación es una ventaja para el negocio pero reconoce que 'lo esencial es que a la empresa se le dé lo necesario para que sus trabajadores desarrollen su productividad '. Sanz recuerda que 'el mueble de oficina no impone una forma de trabajar, sino que son las nuevas formas de trabajo las que marcan las pautas del diseño '. Por eso Sanz no habla de fabricar muebles sino de 'hacer espacios de trabajo ' y destaca 'la personalización y la diferenciación ' como gran ventaja competitiva.

Superada la crisis que en 2002 vivieron los fabricantes de equipamiento de oficina -compuesta por unas 150 empresas- el sector se ha ido recuperando hasta obtener en 2005 un incremento de la facturación de un 8% respecto a 2004, lo que supone unos 610 millones de euros. Según Sanz, 'por razones de dimensión ', EE UU es el país que domina el mercado de la fabricación de muebles de oficina en el mundo 'y en Europa, está Alemania muy fuerte y España ocupa un segundo puesto si hablamos en números, porque en términos de innovación estamos a la altura de estos países '. Otro gran competidor de España es Italia. 'Italia es muy fuerte en exportaciones. Por ejemplo en Ofitec hay 221 expositores, de los que 52 son extranjeros y cerca de la mitad de éstos son italianos ', señala Sanz.

El principal reto del sector es sobrellevar la competencia de los países del Este, que además están muy próximos a Alemania y, algunos países asiáticos. Para Sanz, la clave está en 'dar al cliente un proyecto personalizado de la instalación y no un mueble estándar '. Según Sanz, Ofitec sirve para 'demostrar al director de compras o al responsable de recursos humanos de una empresa que aquí tiene una mejora de la productividad '. Además, en su opinión, 'tanto la calidad como el diseño de los productos presentados en Ofitec ha mejorado en relación a la pasada edición de 2004 '.

En cuanto al número de visitante, el día de la inauguración, el pasado martes, se registraron unos 1.700, un 60% más de lo recibido el primer día de feria de la última edición.

Acceso a OFITEC: http://www.ofitec.ifema.es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.