La imagen idílica de jugar a la petanca un martes soleado por la mañana obnubila, al parecer, a muchos españoles. El 67% de los trabajadores nacionales de entre 50 y 59 años quiere jubilarse lo antes posible, frente, por ejemplo, al 57% de los franceses.

Así lo demuestra una encuesta publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística de Francia (INSEE), realizada en diez países, que asegura que los españoles son los trabajadores europeos que, en mayor proporción, están deseando jubilarse lo antes posible.

Concretamente, un 67% de los trabajadores nacionales de entre 50 y 59 años quiere jubilarse cuanto antes, muy por delante de los italianos (60%), los franceses (57%), los griegos (57%) y los austríacos (54%).

En el extremo opuesto, entre los que menos desean abandonar el mundo laboral, se encuentran los holandeses. De éstos, sólo un 31% se jubilaría. Le siguen los suizos, con un 33%; los suecos y alemanes, con un 43%; y los daneses, con un 45%.

El instituto de estadística francés explica que la variabilidad en las preferencias sobre la edad de jubilación depende, sobre todo, de factores como la satisfacción en el trabajo o el estado de salud.

Estar globalmente satisfecho con el trabajo propio reduce en 14,2 puntos porcentuales la probabilidad de querer jubilarse en cuanto sea posible y temer alguna limitación por causa de problemas de salud en 15 puntos.

Algo menos de peso tienen otros factores como tener pocas perspectivas de ascender, que aumenta la voluntad de jubilarse en 9,6 puntos, mientras que recibir un reconocimiento merecido la disminuye en 6,8 puntos.

La penosidad física o el estrés aumentan el deseo de querer mantenerse en activo, con 3,8 y 4,3 puntos suplementarios.

El 56% se jubila antes de los 65

Pero los españoles no sólo desean jubilarse antes sino que, efectivamente, lo hacen, muchas veces en contra de su voluntad. Aunque en España se abandona la actividad laboral a los 62 años de media, una de las edades más altas de Europa, si se compara con la de belgas y franceses (y similar a la de los italianos), España es uno de los países en el que la proporción de personas jubiladas antes de la edad legal es mayor: el 56% se jubila antes de los 65 años. De éstos, sólo el 63% de forma voluntaria, según un estudio de la compañía de seguros e inversiones AXA, en 10 países -Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Bélgica, España, Australia, Japón- y en Hong-Kong.

El sondeo revela que casi nadie asocia ya la jubilación con la senectud. Los trabajadores en activo consideran que sólo a partir de los 75 años se puede hablar de vejez, un concepto que los ya jubilados retrasan a los 78. A pesar de esta realidad, nadie es partidario de retrasar la edad de jubilación, identificada simplemente con un periodo en que se deja de ser apto para trabajar. Sin embargo, aunque el 53% de los trabajadores asegura que viajará cuando se jubile, la realidad es que los jubilados españoles se dedican a pasear, cuidar a la familia o no hacer nada.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.