La tienda outlet de Massimo Dutti en Palafolls repleta de compradores un sábado es la imagen de un doble éxito: el de la integración laboral de las personas con trastornos mentales graves y el de un proyecto empresarial de carácter social.

La tienda outlet -prendas de fuera de temporada- de Massimo Dutti en Palafolls (Maresme) repleta de compradores un sábado por la tarde es la imagen de un doble éxito: el de la integración laboral de las personas con trastornos mentales graves y el de un proyecto empresarial de carácter social que no busca la caridad, sino la plena competitividad empresarial. La tienda de Palafolls, recientemente ampliada y reformada, es una iniciativa de la fundación El Molí d 'en Puigvert que, gracias a la colaboración del grupo textil Inditex, con una sede en Tordera, marca nuevas vías para la integración de los enfermos mentales graves.

La tienda, una de las tres que la firma Massimo Dutti tiene en España para dar salida al género de otras temporadas, emplea a cinco personas, tres de las cuales tienen trastornos mentales agudos. La fundación privada El Molí d 'en Puigvert tiene en un antiguo molino del siglo XVII la sede de diversos programas de rehabilitación social y laboral del colectivo de personas con trastornos mentales de la comarca del Maresme.

La jardinería, la limpieza, la carpintería o la venta al detalle son algunas de las salidas laborales que busca la fundación a este colectivo, sobre el que todavía pesan algunos estigmas. El alcalde de Palafolls, Valentí Agustí, lamenta que los contactos para comprar un hotel en Pineda para reconvertirlo en una residencia para personas con trastornos de salud mental hayan desencadenado una reacción temerosa y airada de algunos vecinos, que se han constituido en plataforma contra el equipamiento.

"Creo que en algunas cuestiones como esta la sociedad ha ido para atrás. Al principio de la democracia encontrábamos edificios para estas iniciativas sin ningún problema. Nuestro empeño sigue vivo, porque creo que perder esta batalla es perder la guerra", asegura Agustí.

Uno de los vendedores de la tienda, que pronto dará cabida a otros empleados con problemas psíquicos, es un joven de 28 años, enfermo de esquizofrenia, que tuvo su último brote hace cinco años. "Me encanta el trato con la gente. Aquí en la tienda estoy bien y me divierto", asevera con una amabilidad extrema. Otro compañero de la tienda compagina la venta al público con un curso de patronaje industrial. Su última iniciativa ha sido adquirir tela de seda con la que se dedica a diseñar ropa interior.

Miquel Isanta, gerente de la fundación, advierte de que los trastornos mentales de los trabajadores no afectan en absoluto a su capacidad de relación con los clientes. "En muchos casos resultan entrañables. No trabajamos con enfermos, trabajamos con personas", advierte.

Isanta insiste en que el éxito comercial de la tienda, que ya supone el 40% de los ingresos económicos de la fundación, ejemplifica la necesidad de que los proyectos empresariales de carácter social busquen la competitividad y la innovación. El negocio de Palafolls alcanzó el año pasado una cifra de ventas cercana al medio millón de euros.

Guillem Omet, director médico de la fundación, constata a diario que entrar en el mercado laboral supone para las personas con trastornos psíquicos acceder a un estado de normalidad que incrementa su autoestima. Diferentes estudios han demostrado que la integración laboral es una importante ayuda terapéutica. Los nuevos tratamientos permiten a la mayoría de los enfermos mentales mantener una vida laboral y de relaciones normal. "Históricamente se asocia al enfermo mental con la violencia o el peligro, pero resulta que los índices de violencia en este colectivo son menores que los que se observan en el resto de la población", explica Omet. La fundación El Molí d 'en Puigvert, que desarrolla programas de colaboración con la Generalitat, la Diputación de Barcelona, el Ayuntamiento de Palafolls y la Comunidad Terapéutica del Maresme, trata a más de un centenar de personas con patología mental grave. De éstos, unos 70 tienen contratos de trabajo remunerados y el resto están en situación de inserción prelaboral.

El alcalde de Palafolls confía que la tienda de Massimo Dutti sea la semilla de un mercado dedicado a las tiendas outlet en la localidad, a imagen y semejanza de La Roca del Vallès, y ya ha pedido a Amancio Ortega, presidente de Inditex, la apertura de otras tiendas outlet del grupo textil.

Accés a Fundació El Molí d 'en Puigvert: http://www.fundaciomoli.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.