Laurent Vogel, investigador del ETUI-REHS: "Millones de trabajadores de la UE tienen empleos “no estándar”. En teoría tienen los mismos derechos, pero en la práctica carecen de las garantías que poseen los trabajadores con contratos indefinidos."

Decenas de millones de trabajadores de la Unión Europea tienen empleos “no estándar”. En teoría tienen los mismos derechos, pero en la práctica carecen a menudo de las garantías que poseen los trabajadores con contratos indefinidos a tiempo completo. La mayoría de las investigaciones sobre salud laboral señalan que los trabajadores eventuales están entre los más vulnerables. Tienen una tasa de accidentes mayor y un menor acceso a los servicios de prevención que el resto de trabajadores. Reciben menos controles periódicos de salud. Tienden a recibir menos información y formación sobre riesgos laborales, y casi nunca disponen de representación en las instancias de salud y seguridad.

El trabajo temporal es presentado a menudo como un remedio milagro contra el paro. Pero para muchos trabajadores no ofrece un acceso duradero al mercado de trabajo. A algunos les puede incluso colocar en una espiral descendiente que desemboca en la exclusión social y en una vida cada vez más próxima del umbral de la pobreza. La contratación eventual y por pocos días es uno de los factores principales que hacen aumentar el número de “trabajadores pobres” europeos -o sea, de las personas que viven por debajo del límite de la pobreza a pesar de tener un empleo-. Este fenómeno afecta sobre todo a las mujeres y a los jóvenes.

La creciente inseguridad de las condiciones de trabajo no se debe exclusivamente al empleo eventual. La subcontratación conlleva a menudo distintas formas de inseguridad (que afectan también a los trabajadores permanentes), ya que someten las condiciones de trabajo a la presión constante de la competencia en costes, y las colocan fuera del control de las empresas-cliente. Desastres como el de la fábrica AZF de Toulouse (Francia) y el de la planta Repsol de Puertollano subrayan los peligros derivados de la subcontratación. El empleo autónomo o la contratación independiente pueden ser otras formas de trabajo altamente inseguras.

Queda un inmenso trabajo por hacer en materia de empleo eventual. Las pocas reglas comunitarias que existen no cubren el conjunto de los problemas existentes. La difusión de condiciones laborales inseguras en los nuevos Estados Miembros añade urgencia y gravedad a este asunto.

Acceso al Instituto Sindical Europeo: http://www.etui-rehs.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.