Altos directivos, políticos y hombres de negocios suben al escenario para aprender a comunicar su proyecto. “Si quieres tener éxito, actúa”. Los directivos tienen que transmitir sus mensajes con eficacia, claridad y seguridad para triunfar en la empresa.

La vida es puro teatro ', dice la presentadora. '¿Acaso no hay teatro en la vida real? ¿En la pareja? ¿En el trabajo? '. La actriz María Casal lanza la pregunta al aire en una sala llena de caras famosas sacadas del papel cuché, de directivos apurados por la hora, de deportistas vestidos de firma… El escenario del madrileño Teatro Lara está iluminado por una suave luz. La sala, a oscuras, mantiene la respiración para ver la obra más didáctica de su carrera profesional, 'El teatro, el puente al éxito directivo '. Los protagonistas: todos y cada uno de los espectadores que han acudido a la cita para conocer y valorar la importancia de saber comunicarse. El espectador afirma con la cabeza, mientras María Casal continúa con su monólogo. En su opinión, el éxito de una empresa no es algo fortuito, sino que va acompañado de un periodo de aprendizaje, de formación, de experiencia…

'Se aprende a hacer un papel, se aprende a darle tono, a no estar tenso, a que la boca no se seque y no tiemble la voz cuando hablamos en público; se aprende a respirar y se aprende a callar. Todo se aprende, también a comunicar. Es el objetivo, ya sea a nivel personal o profesional. Saber comunicarnos '. Se alza el telón. Los espectadores aplauden. Están dispuestos a cruzar ese puente que asegura el éxito directivo.

Se trata de una experiencia única y novedosa en la que se funden cultura, comunicación y empresa, y en la que los directivos aprenderán a hacer teatro, el teatro de la vida y de la empresa.

Directores de recursos humanos, altos responsables del mundo de los negocios, gestores de todos los sectores de actividad. Las clases eran para todos.

“Se trata de una experiencia única que une cultura y empresa”, explica el director de la escuela de negocios Espyme Business School, Román Villaescusa. “Hemos querido organizar junto a Secuencia 3 y Comunicación un acto creativo e innovador donde el mundo empresarial y el mundo de la cultura se encuentran, aunando las técnicas teatrales como un nuevo recurso para los ejecutivos en el entrenamiento de sus habilidades directivas”.

Este acto, que se ha realizado por primera vez en España, se desarrollará con una gira por las principales ciudades.“Un proyecto nuevo y atractivo en el que se funden la comunicación, la cultura y la formación”, insiste el director de Secuencia 3 Artes y Comunicación, Eduardo Galán.

Desde los hombres de Telefónica -sin privilegios y con su móvil apagado-, a los representantes de la Coca-Cola o Vips. Todos en la sala querían aprender a comunicar. Y nada mejor que dela mano de grandes profesionales que lo hacen a diario. Caras populares como la de la periodista Marta Robles, el director de teatro Albert Boadella o el director de Perception & Image, Víctor Sánchez del Real, se convirtieron por unas horas en verdaderos maestros de la comunicación y enseñaron sus trucos y estrategias para conseguir sus objetivos: llegar a los demás.

Cómo colocarse, en qué tono hablar y, por favor, no salpicar cada frase con citas cultas que hagan al oyente sentirse inculto.

Empresas organizadoras

Espyme Business School aprovechó el acto paramostrar a los asistentes unas pinceladas de su novedoso estilo de formación. En colaboración con Secuencia 3 Artes y Comunicación, ha puesto en marcha sus nuevos cursos de técnicas teatrales para mejorar las habilidades de quienes dirigen un partido político, una asociación o una empresa. Se les aporta una metodología propia y la experiencia de los mejores profesionales del arte y de la comunicación. Actores y actrices, periodistas, directores y escritores dejarán sus papeles para convertirse en profesores. Como Víctor Ullate, Esteve Ferrer o el gran comunicador Xavier Elorriaga.

“De esta manera, ambas empresas aprovechan sus sinergias para presentar una formación única diseñada por los mejores profesionales”, apuntó Román Villaescusa. Secuencia 3 Artes y Comunicación inició su andadura en el año 2004 como empresa de producción artística (con obras de teatro como La curva de la felicidady Esperando a Diana) y distribución teatral. Ha creado también su departamento de representación artística. Pero más allá de la obra, Secuencia 3 ha participado en campañas de comunicación y promoción en el estreno de cada uno de sus espectáculos.

Por su parte, Espyme Business School es una escuela de negocios con más de diez años de actividad docente. Sus programas formativos están dirigidos a ejecutivos o profesionales que quieren especializarse o profundizar en ciertas áreas empresariales, así como a desarrollar habilidades personales para la dirección de equipos y proyectos.

Entre sus serviciosmás demandados está el denominado In company, una formación amedida para la empresa en la que se aportan aprendizajes como el outdoor trainingo cursos diseñados a la carta con un minucioso estudio de las necesidades y con garantías de conseguir los objetivos marcados. Además, se les enseña a organizar eventos y conferencias o actos para clientes a los que hay que incentivar. Sea como sea, el único objetivo es comunicar. Como dice en su programa, “Si quieres tener éxito, actúa”.

Recursos

“El éxito de nuestros cursos reside en la formación técnica y artística que reciben. El control de la expresión oral o corporal utilizando el análisis e interpretación de escenas”, explica Eduardo Galán. Ellos mismos, autores del proyecto, no dejaron de mostrar cierto nerviosismo ante un aforo que iba a ser exigente. Pero pronto sacaron de la manga algunos recursos. Si había que comunicar, qué menos que una sonrisa de complicidad, una broma, una frase rápida y unmensaje conciso. Como dijo la periodista Marta Robles, “vayamos siempre al grano”.

En la sala, algunos se aflojaban ya el nudo de la corbata y relajaban sus cuerpos tensos de largas jornadas. Otros, tomaban nota de cómo mejorar su sistema de trabajo. Un pequeño aperitivo en el que se dieron pautas tan básicas como la de aprender a comunicar con la confianza de un actor. “Se trata de transmitir los mensajes con eficacia, claridad y seguridad hasta el punto de atraer a los receptores a nuestras posiciones y puntos de vista”, apuntaron sus responsables.

Otra de las pautas obligadas para cualquier empresario es la relajación previa y el control de la respiración para evitar la tensión. Se trata de concentrarse, “algo que es fruto del entrenamiento y garantiza el éxito en una exposición directa y clara”.

Respiración unida a unas técnicas para entrenar la voz. Ni muy rápido ni muy lento, ni muy fuerte ni muy bajo, que no se nos acabe la respiración, que no nos falle la voz. Para los expertos, la respiración diafragmática y la correcta proyección del tono contribuyen a evitar la tensión muscular y transmiten imagen de seguridad y confianza en nosotros mismos. “El dominio de la voz, de los gestos, evitar la crispación, los tics o movimientos desagradables y el movimiento corporal facilitan que la atención de los oyentes se centren en el sentido de nuestras palabras”.

“El teatro es el arte de la seducción y el éxito es el objetivo de la comunicación personal y profesional”, recordóMaría Casal, ejemplo de voz, de presencia y de ... improvisación. “Esto no estaba preparado, pero ahora voy a pedir cinco voluntarios para que suban al escenario y ... es broma”. Carraspeos y miradas distraídas que dieron paso a la carcajada.

Porque para hacer reír y tener sentido del humor hace falta tener muchas tablas como Albert Boadella, con más de medio siglo en el escenario y que, en su papel de Jeckyl y Hyde (artista- ejecutivo) dejó claro que hay que actuar, pero sin parecerlo, o lo que en sus palabras de teatrero, “que no se note la tramoya”.

Recetas con fundamento

Como si de un menú se tratara, los ponentes fueron añadiendo al guiso esos pequeños secretos de cocina necesarios para que el plato, o en este caso la comunicación, sea un éxito. La sal podría ser la música, herramienta de interpretación que aporta el ritmo y la melodía. Tampoco pueden faltar la expresión corporal como herramienta creativa y el dominio del tiempo, “para controlar el espacio y el ritmo en una intervención pública, ya que éste constituye un camino seguro al éxito comunicativo”, apuntan en Espyme Business School.

Ritmo como el que demostró el director de Percepiton & Image, Víctor Sánchez del Real, unmaestro de la improvisación y al que su afonía no le impidió llegar hasta la última fila. “Creo que las pymes tienen ahora la oportunidad y la necesidad de contar con un buen comunicador que les oriente. Al igual que los políticos, necesitan de alguien que les ayude a ser los mejores”. Si en el teatro las mejoras obras son las que cuentan con actores secundarios, también las mejores empresas son las que cuentan con buenos gabinetes de comunicación, “a la sombra”.

Acceso a Secuencia 3: http://www.secuenciatres.com

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.