La Administración Local ha sido muchas veces vista como el último recurso cuando ya no hay más oportunidades de trabajo para los jóvenes licenciados británicos. Un nuevo programa de la Universidad de Leeds está cambiando esta percepción.

Tom Harris es un analista financiero en el Consejo Municipal de Darlinton Borough. Antiguo estudiante de Estudios Políticos y Parlamentarios en la Universidad de Leeds, siempre estuvo interesado en la “intersección entre la política y el lugar en el que se realiza”. Sin embargo no fue hasta hace poco que pensó que alguien como él podría trabajar para un gobierno local.

Harris es uno de los primeros alumnos del National Graduate Development Programme (NGDP), o Programa de Desarrollo Nacional de Licenciados para autoridades locales, que dio comienzo en 2002 y que trata de atraer a profesionales altamente cualificados hacia la gestión en administraciones locales. El programa forma a 100 personas por promoción divididas en dos grupos. Pasan dos años trabajando en alguna administración, pasando por lo menos por tres departamentos, desarrollando tareas de primera línea, de apoyo y estrategia, y también estudiando un diploma de posgraduado en Gestión de Gobierno Local. Entre otras cosas, a los estudiantes, se les asignan mentores internos y externos; éstos últimos, altos responsables de alguna administración distinta a dónde se encuentren, con quiénes poder hablar libremente de sus aspiraciones profesionales además de cualquier problema concreto a los que se enfrenten. El programa ha supuesto una inversión de 9,5 millones de libras, costando entre 60.000 y 70.000 libras cada formación completa.

La idea que hay detrás de esta considerable inversión es construir un cuadro nacional de ejecutivos. El NGDP jugará un importante papel en el futuro del sector público. Se quiere generar un lenguaje común de liderazgo y aprendizaje sobre cómo desarrollar una buena autoridad local. De hecho, la naturaleza fragmentada del sector es una de las razones principales para haber hecho este plan nacional. Las autoridades locales van desde gigantes como el Ayuntamiento de Birmingham, que emplea a 40.000 personas, hasta organismos con menos de 100 empleados. Idear un plan que resolviera las necesidades de todos no fue fácil. Las organizaciones más grandes, con más fondos, fueron las primeras en participar en su creación. Pero la intención de colaborar con otras más pequeñas se acabó imponiendo. Más del 80% de los participantes de la primera promoción del programa seguían en el sector tras los dos años del contrato formativo del Programa y, la mayoría, seguían un año después de la finalización del mismo. El NGDP también fue ganando reconocimiento exterior con varios premios y referencias en las listas de lugares preferidos para trabajar de los recién licenciados del Reino Unido.

Más importante aún, muchos de los 100 organismos locales que habían aceptado a integrantes del Programa, volvieron después a por más. Tim Anderson, asesor de RH en Lewisham, afirma que la calidad de los licenciados integrantes del Programa es impresionante. “Trabajan a un nivel superior al que les corresponde desde el comienzo”, afirma. Para retenerlos más allá de los dos años, Lewisham garantiza a los participantes dos años más de promoción. Para los responsables de Lewisham es necesario corregir una falta de talento que ha durado décadas.

Esta carencia fue una de las principales razones para empezar el Programa. Para los licenciados es importante poder tener oportunidades de promoción. Esto representó un cambio cultural para las autoridades locales. Para el responsable del NGDP, Malcolm Craig, “Durante mucho tiempo ha habido la mentalidad de pensar que se necesitaban 40.000 años de experiencia para poder hacer algunos trabajos de responsabilidad. Este plan lo ha venido a poner en duda.”

La Administración Local ha tendido siempre a organizarse por funciones y ha reclutado especialistas en áreas como planificación, finanzas o servicios sociales. Se ha hecho poco énfasis en la gestión general y el sector ha dejado de ser atractivo para las personas que buscan trabajo. Según Lucy de Groot, otra responsable del Programa: “Curiosamente, el Gobierno Local como tal se ha depreciado en comparación con las profesiones que se desarrollan dentro de él.”

Cabe destacar que hay el doble de mujeres que de hombres que han hecho el Programa. No es algo que preocupe a los responsables del NGDP. “Una de las ventajas es la de poder atraer a mujeres hacia posiciones de liderazgo. Hay relativamente pocas mujeres en puestos de responsabilidad en las administraciones locales y será interesante ver cuántas de las participantes en el Programa acaban en puestos directivos.”

Por último, habrá que juzgar el éxito del programa por el número de líderes que salgan de las filas del Programa. “El día que un alumno se convierta en Director de Servicios Sociales o en Director General, será cuando el programa se pueda considerar un éxito. Me sorprendería mucho que algo así no ocurriese antes de cinco o siete años”, afirma Craig.

Acceso a la noticia: http://www.peoplemanagement.co.uk/PM/Articles/gownandtown.htm

* Syeidan, Hashi. “Gown and town”. People Management Online, 23/03/2006. (Artículo consultado on line: 30/03/2006)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.