Con un paro del 20%, el resultado lógico hubiera sido que las agencias de colocación a través de internet multiplicaran su audiencia. Sin embargo, los internautas han optado por desplazar sus búsquedas hacia nuevos canales, como las redes sociales.

Con una tasa de desempleo del 20% y más de 4,6 millones de parados, el resultado lógico hubiera sido que las agencias de colocación a través de internet multiplicaran la audiencia en los últimos meses. Contra pronóstico, esto no ha ocurrido. Según el panel de Nielsen Online España correspondiente a abril de 2010, los usuarios que recurrieron a los portales para la búsqueda de ocupación cayeron un 12,3%, respecto al mismo mes del año anterior.

La mayoría de los expertos achaca este declive al menor tráfico procedente de aquellos trabajadores que acceden desde estas plataformas a la oferta disponible, para explorar sus posibilidades de cambio y pese a contar con un contrato vigente. Con la crisis, estos usuarios han abandonado las expectativas de mejora, retrayendo sus visitas. No obstante, ése no es el único factor a barajar en la pérdida de influencia de las webs especializadas.

Algunos analistas aluden, además, a un factor añadido: los internautas han optado por desplazar sus búsquedas hacia nuevos canales, como las redes sociales. "Las redes cubrían un segmento de empleo cualificado, que apenas utilizaba los portales", explica Marcos Sanz, profesor y experto en Recursos Humanos de la universidad ESCP Europe. Coincide con él, Gustavo Nuñez, director general de Nielsen Online España: "Los primeros en entrar fueron los perfiles más altos, hasta el punto de que las empresas de headhunting -que captan profesionales para vacantes directivas- han sabido nutrirse de ellas en su cometido". Eran coto reservado para los currículos más elevados, pero "ahora se está generalizando su uso", zanja.

Más usuarios

Acudiendo a la información de Nielsen Online España, la red profesional LinkedIn -de procedencia norteamericana- pasó de registrar 674.000 usuarios en España durante abril de 2009, a más de 1,04 millones en el mismo periodo de este año, lo que representa un incremento superior al 35%. Aunque en menor porcentaje, también Xing, cuyo origen está en Europa, ha experimentado un avance en cuanto al número de visitantes. En los últimos doce meses, ha evolucionado desde los 410.000 usuarios en abril del año pasado a 434.000 en ese mismo lapso de 2010.

Tal como sucede en otros ámbitos, las redes se destapan en el campo laboral como un fenómeno imparable. "Si hasta la fecha, las candidaturas que alojaban eran de élite, ahora son más variopintas", afirma Nuñez. Y sobre cualquier otra ventaja, la mejor baza es que permiten multiplicar los contactos. Para ello, basta con generar un perfil, que podrá ser visitado por cualquiera y a cualquier hora, "con las vías que eso puede abrir", remarca el director general de Nielsen Online España. A las posibilidades de establecer relaciones y alimentar el vínculo a diario, se añade otro elemento básico: la notoriedad. "Si no estás, no existes. Las redes sociales han sabido fomentar con acierto este aspecto", dice Nuñez.

El concepto de red, tal y como está articulado hoy en día, promete asimismo evolucionar. Un buen ejemplo de ello es la española Job&Talent. Esta red de cuño reciente pone en contacto a jóvenes profesionales licenciados con grandes compañías, en un formato híbrido que conserva la vocación social dando entrada a las empresas, hasta ahora solamente presentes en los portales de empleo.


Las webs tradicionales tienen mimbres

Con todo, los portales de empleo conservan aún el tirón. Aunque hayan perdido visitantes en el último año, más de cinco millones de internautas se dirigieron a ellos en abril. "Lo han hecho muy bien estos años, consiguiendo posicionarse y constituyéndose como una vía eficiente en la búsqueda de trabajo", explica Gustavo Nuñez, director general de Nielsen Online España.

Juan Antonio Esteban, director general de Infojobs, niega cualquier viso de decadencia y asegura que el crecimiento de las agencias online de ocupación es constante. "Hace dos años, eran utilizadas para cambiar de empleo", dice, "ahora los usuarios se acercan desde una posición más difícil". "Este incremento de parados que acuden a ellas como herramienta compensa el descenso de usuarios a la caza de un puesto mejor al que ya tienen", remacha.

En el ranking de los más utilizados en España, detrás de Infojobs -con 2,9 millones de usuarios únicos en abril de 2010-, se encuentra Infoempleo -1,1 millones-. El director general, Andrés Felipe Álvarez, admite que el modelo de negocio de las plataformas de empleo en internet se ha transformado mucho con la actual coyuntura: "Hemos registrado una caída de ofertas de casi el 80% en algunos sectores. Eso lleva a una homogeneización de los candidatos". De ahí que los servicios para mejorar la visibilidad sean el quebradero de cabeza actualo. Algunos portales, incluso, ofrecen a los internautas pagar una opción premium que les garantice una mayor atención.


La cifra

35% ha aumentado el número de usuarios españoles de la red LinkedIn, la más popular, en abril de 2010 respecto al mismo mes del año anterior.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.