La gestión ambiental no es solo cosa de fábricas o de constructoras; un banco o una aseguradora también pueden aportar su parte a la lucha común por el medio. Las auditoras valoran el ahorro de agua y la implicación de las empresas.

La gestión ambiental no es solo cosa de fábricas o de constructoras; un banco o una aseguradora también pueden aportar su parte a la lucha común por el medio. La sede corporativa de Mapfre es la última muestra, al conseguir la certificación medioambiental ISO 14001, pero hay muchas otras veteranas en ahorrar papel y reciclar los residuos de la cafetería.

Det Norske Veritas fue la encargada de certificar el compromiso de la sede social de la aseguradora en Majadahonda (Madrid). DNV destaca, entre otros, los proyectos relacionados con el ahorro de agua, como la prohibición de regar los jardines de sus sedes, y su sustitución por otros diseñados con criterios 'bioclimáticos '. Mapfre reduce un 2% anual el consumo de agua (en 2005 el gasto fue de 777 metros cúbicos de agua al día). Para este año planea poner en marcha una planta de reciclado de agua, que permitirá reutilizar todas las aguas residuales generadas en la instalación para el riego de las zonas ajardinadas, hasta un total de 60 metros cúbicos al día

Pese a que la actividad de la aseguradora es 'de por sí poco impactante para el medio ', como recuerda DNV, su sistema de gestión ambiental 'está integrado en el plan estratégico de la empresa y favorece su imagen corporativa '. En el complejo de Majadahonda, donde trabajan 1.300 empleados, los residuos como el tóner, el papel y los envases se separan por su naturaleza y se envían a reciclar. Mapfre aplica criterios ambientales en las compras: por ejemplo, todo el papel consumido en 2005 era ECF (libre de cloro) y más del 10% tenía etiqueta ecológica.

El plan es implantar este sistema en el resto de edificios administrativos a lo largo de 2006. Los equipos informáticos suelen ser donados a organizaciones no lucrativas y educativas.

En materia energética Mapfre (incluyendo todas sus sedes) gastó el año pasado unos 10 millones de kilovatios-hora más que el año anterior (hasta 60 millones); a cambio, el consumo de electricidad obtenida de gasóleo disminuyó, sustituido por el gas natural, lo que redujo también las emisiones de CO2 en unas 2.000 toneladas. Además, la planta de cogeneración de la sede social ha generado 20 millones de kilovatios-hora desde 1996.

Una veterana

La multinacional IBM tienen la ISO 14.001 en todo el mundo. A nivel global sus oficinas gastan un 7% menos de energía cada año; en España, con menos empleados, ese porcentaje baja al 1% o el 2%, o incluso se mantiene constante, 'aunque cada vez tenemos más gente y más oficinas ', matiza Margarita Gómez Moreno, responsable de Medio ambiente en la zona mediterránea.

La arquitectura es básica en los planes de la tecnológica. 'Todos nuestros edificios deben tener mucha entrada de luz natural ', explica Gómez Moreno. En gestión de residuos, no dejan ni un fleco suelto. Además de fomentar el ahorro en material de oficina, en las cafeterías separan todos los envases y los devuelven a los proveedores.

Con los equipos electrónicos no peligrosos, que son mayoría, lo tienen fácil: o bien recuperan las piezas para construir máquinas nuevas, o bien los venden en el mercado de segunda mano. 'Reciclamos todo ', asegura Gómez Moreno. 'Además reducimos la cantidad cada año; entre 2004 y 2005, bajamos de 540 a 510 toneladas de residuo no peligroso '. En conjunto, IBM recicla el 52,9% de toda la basura, debido a la dificultad de reciclar la basura orgánica.

El control de estos procesos es continuo. Hay auditorías cada tres meses en los departamentos, y autoevaluaciones cada seis. Anualmente, se hace una auditoría global del sistema.

Empleados formados y concienciados

Reutilizar las carpetas, comprimir los archivos informáticos para que ocupen menos discos o usar tazas y vasos de vidrio en lugar de vasos de plástico son algunos de los consejos de la guía medioambiental para empleados del BBVA en su sede de Azca, en Madrid, que recibió la ISO 14.001 en diciembre.

En IBM los trabajadores directamente implicados con la gestión de residuos reciben formación específica. El resto de la plantilla aplica políticas como la de imprimir por las dos caras. Otras medidas combinan el ahorro con la conciliación: a las 18.00 las luces de los pasillos se apagan automáticamente.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.