Los trabajadores españoles son los europeos más comprometidos con sus empresas y los que trabajan más de lo necesario con el objetivo de respaldar y contribuir al éxito de la compañía, según se desprende de un estudio.

Los trabajadores españoles son los europeos más comprometidos con sus empresas y los que trabajan más de lo necesario con el objetivo de respaldar y contribuir al éxito de la compañía, según se desprende de un estudio realizado por ISR.

El 85% de los españoles consultados para el estudio realizado por ISR -compañía dedicada al diseño y realización de estudios de opinión de empleados- afirmó trabajar más de lo necesario para apoyar el éxito de su empresa. Este dato que engloba el comportamiento y actuación de los empleados con la empresa, tanto en momentos de éxito como en etapas de receso, rompe con el estereotipo que el extranjero tiene del español, "poco trabajador, cuyo único interés estriba en comer bien, dormir la siesta y salir de copas con los amigos".

De hecho, los españoles se sitúan en el primer puesto de este ránking europeo junto con los británicos, seguidos por los italianos (84%), los alemanes (82%) y los franceses (80%). Sin embargo, todos los trabajadores europeos son superados en este sentido por los norteamericanos, con un 92%.

Estas son algunas de las principales conclusiones que se desprenden de la investigación que ha llevado a cabo ISR para conocer la naturaleza y las razones que llevan al empleado a adquirir un compromiso laboral y cómo las empresas pueden fomentar este compromiso mejorando así sus resultados.

Según Stephen Harding, director ejecutivo de ISR para Europa Sur-Este, "lo realmente importante es que el grado de compromiso puede conducir a un incremento o una reducción en los beneficios. Por ello, los directivos y empresarios deben cuidar aquellos factores que alimentan el compromiso, tales como las oportunidades de desarrollo y promoción, liderazgo y respeto hacia el empleado".

Asimismo, el 73% de los empleados españoles afirma sentirse comprometido con su compañía, a diferencia de sus homólogos franceses, cuyo índice de compromiso se sitúa tan sólo en un 64%.

El estudio, que fue llevado a cabo en Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España y EEUU, ha involucrado a cerca de medio millón de empleados de empresas de diversos sectores: industria, finanzas, distribución, transporte y consumo, entre otros.

Uno de los puntos clave del análisis ha sido averiguar si existe una conexión intelectual entre los empleados y la organización, es decir, creen en los objetivos, metas y valores de la empresa. En este sentido, el 86% de los españoles consultados afirmó apoyar completamente los valores de la compañía, lo cual les sitúa en el segundo puesto de este ránking, sólo superados por EEUU con un 87%. Les siguen los italianos (85%), los británicos (82%), los alemanes (80%) y los franceses (71%).

En el plano afectivo: los sentimientos que la compañía inspira en los empleados y que en mayor o menor medida, propician su orgullo de pertenencia a la misma, según el estudio, el 77% de los españoles se sienten orgullosos de estar vinculados a su compañía, opinión que es compartida en la misma medida por los trabajadores franceses, por encima de los alemanes y británicos (75%).

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.