Nissan ha endurecido la aplicación de la normativa disciplinaria en su planta de la Zona Franca de Barcelona para reducir el nivel de absentismo de los trabajadores, lo que ha provocado cinco despidos por faltas graves en los dos últimos meses.

Nissan ha endurecido la aplicación de la normativa disciplinaria en su planta de la Zona Franca de Barcelona para reducir el nivel de absentismo de los trabajadores, lo que ha provocado cinco despidos por faltas graves en los dos últimos meses y varias sanciones de suspensión de empleo y sueldo.

Dos de los despedidos fueron sorprendidos trabajando en otras empresas mientras estaban de baja laboral en Nissan y entre los sancionados, la causa de la falta más común ha sido el "abuso de confianza", según informaron a EFE fuentes sindicales.

El nivel medio de absentismo en esta factoría automovilística ronda el 17% y se concentra sobre todo en los viernes y los lunes, unos datos que no comparte el comité de empresa, integrado por UGT, CCOO, CGT y el independiente SIGEN, por considerar que "no son reales" y que están más vinculados a la falta de personal en una planta que funciona a pleno rendimiento.

El comité de empresa ha solicitado esta semana una reunión a la dirección de Nissan Motor España, encabezada por el consejero director general, José Vicente de los Mozos, para abordar esta situación y constituir una Mesa de Absentismo Laboral, en la que se pacte una definición de este fenómeno, se analicen sus causas y se discuta la necesidad de incrementar la plantilla.

Mientras tanto, el comité de empresa ha distribuido un comunicado interno en el que insta a la plantilla a no realizar horas extra y a dejar de colaborar con la compañía, al tiempo que baraja la posibilidad de convocar movilizaciones.

La falta de personal en algunos momentos puntuales obligó hace unos meses a detener la producción de una de las líneas de montaje de la furgoneta Primastar un viernes durante todo un turno para desviar el personal a la línea del todoterreno Pathfinder, debido a una punta de absentismo del 31%, una de las más altas alcanzada en el sector.

En materia disciplinaria, Nissan aplica la normativa de la Federación del Metal u otra de régimen interno, según el caso, otro de los motivos criticados por los representantes de los trabajadores, que aseguran que el endurecimiento en la aplicación de las medidas disciplinarias está creando malestar en la plantilla.

Los sindicatos, que reconocen que el nivel de absentismo es elevado, creen, no obstante, que Nissan incluye muchas variables a la hora de calcular las ausencias en el puesto de trabajo, como las horas sindicales, los cinco días de fiesta por motivos personales a los que tiene derecho cada trabajador y las libranzas por sábados productivos.

Los representantes de los empleados también se quejan de que falta plantilla flotante para cubrir las necesidades pactadas en el convenio colectivo y del protocolo de actuación del servicio médico de la planta, que, a su juicio deriva, a veces sin necesidad, todos los casos a la Seguridad Social.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.