El Gobierno y los sindicatos CCOO, UGT y CSI-CSIF han alcanzado un preacuerdo global sobre el Estatuto del Empleado Público que contempla ligar la retribución al desempeño y acabar con la temporalidad de los empleados públicos.

El Gobierno y los sindicatos CCOO, UGT y CSI-CSIF han alcanzado un preacuerdo global sobre el Estatuto del Empleado Público que contempla ligar la retribución al desempeño —con un concepto varible en la nómina— y acabar con la temporalidad de los empleados públicos.

Así lo anunció el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, tras analizar con los sindicatos el último borrador de este Estatuto, que "va a regular el trabajo de 2,5 millones de empleados públicos".

Sevilla explicó que los compromisos del Gobierno contemplan enviar este Estatuto a las Cortes antes de julio, lo que "daría un plazo para que a principios de 2007 la normativa pudiera entrar en vigor".

Indicó que el proceso de negociación "comenzó hace dos años con el Libro Blanco y se ha culminado este acuerdo general que las respectivas federaciones tendrán que llevar a ratificación". Además, señaló que el Estatuto recoge "por primera vez condiciones laborales homogéneas para todos los empleados públicos, siendo siempre respetuoso con las competencias de cada comunidad autónoma".

Sevilla resaltó que es un texto detallado que regula la carrera profesional, el código de conducta, las posibilidades de desempeño y la negociación colectiva en la función pública "como un elemento clave de mejora del servicio público".

Complemento de productividad

El borrador contempla el compromisos de marcar objetivos a los empleados y hacer un seguimiento, con lo que se retribuirá al trabajador público en función de su desempeño. En este sentido, puntualizó que "la evolución del desempeño no hay que verla solo en el mal desempeño, sino en el buen desempeño, que también tiene que ser premiado".

Sobre este punto, la secretaria de acción sindical de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Mª del Carmen Barrera, ha explicado a elmundo.es que lo que se va a hacer es añadir al salario un complemento de productividad, por el que parte de la retribución va a ser variable en función del desempeño del trabajo. "Será siempre al alza", explica. Antes no existían conceptos variables en los salarios de los funcionarios.

El ministro argumentó que a partir de la firma de este preacuerdo "queda un largo recorrido", ya que el texto deberá ser aprobado por el Gobierno y discutido por las comunidades autónomas, y, por último, tendrá que ser debatido y aprobado en el Parlamento.

"Creo que el Estatuto final no será muy diferente al preacuerdo, y estoy convencido de que los demás pasos van a tener bien en cuenta estos dos años de trabajo y lo que supone este Estatuto para los funcionarios españoles", subrayó.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.