Santiago Dexeus: "Las dificultades económicas abocan a un modelo más tradicional, en el que se retorna a las funciones que culturalmente se atribuían a las mujeres y que les negaban la posibilidad de lograr su independencia y realización profesional."

Todos los estudios coinciden en que la crisis la están padeciendo más las mujeres que los hombres. Las dificultades económicas abocan a un modelo más tradicional, en el que se retorna a las funciones que culturalmente se atribuían a las mujeres y que les negaban la posibilidad de lograr su independencia económica y su realización profesional. Los patrones paternalistas hacen su aparición. Las mujeres, incluso las directivas, deben acoplarse a horarios laborales a tiempo parcial. En una situación de paro laboral como estamos padeciendo, es posible que el salario masculino deje de percibirse y sea la mujer que con sus tareas menos remuneradas y apreciadas se convierta en el sostén familiar. Y a menudo ella simultaneará su trabajo exterior con las tareas propias del hogar. Es muy estresante.

En el 2008, la diferencia salarial para un mismo puesto de trabajo, respecto al hombre, era del 12%; en el 2009 alcanzó el 17%. La Comisión Europea cifra en un 17,4% menos el salario que cobra una mujer por hacer un trabajo similar al que ejecuta un hombre. Si analizamos las diferencias salariales entre directivos, se ve que estas van desde las directoras de recursos humanos, que cobran un 23,51% menos que sus colegas varones, hasta el 3,69% de las directoras comerciales. La crisis actual puede hacer peligrar las medidas de igualdad tendentes a acabar con la discriminación y favorecer la conciliación. Sin embargo, los expertos consideran que sería un grave error frenarlas.

Numerosos estudios demuestran que las empresas que cuentan con mujeres tienen mejor productividad y resultados económicos. Las mujeres son más participativas y saben influir positivamente sobre su entorno. Ello es debido no sólo a las diferencias socioculturales y cerebrales sino también a la presencia de una sustancia, la oxitocina. El nivel de esta se asocia significativamente con un aumento de la confianza y la empatía. Los malos jefes provocan elevación de la presión arterial, aumento del cortisol, hormona que se eleva en los estados de estrés y puede llegar a producir deterioro físico. Esperemos que la igualdad de oportunidades y la desaparición de la discriminación por género no espere a que haya tantas mujeres incompetentes en puestos de responsabilidad como hoy ocupan hombres incompetentes.

El arquetipo masculino ha dominado la cultura, la religión y el pensamiento occidental a lo largo de la historia y, como dice Richard Tarnas (La pasión de la mente occidental),la evolución de la mentalidad occidental se ha fundado en la represión de lo femenino.

En la conciencia colectiva actual, se está produciendo un cambio tendente a la reconciliación entre los polos presuntamente opuestos de lo masculino y lo femenino. Pero también es plausible que el hombre deba renunciar a su posición de privilegio para integrar, sin cortapisas, los valores que evidencia la mujer en el mundo de hoy. Es posible que estemos ante el final de una civilización y el inicio de otra y que el interés que despierta cualquier tema referente a la mujer sea, precisamente, porque estamos viviendo el comienzo de un nuevo panorama social, con la integración completa de la mujer en la sociedad.

Este proceso será más o menos breve dependiendo de la concienciación de cada persona. No se trata de esperar que las leyes o los gobernantes nos lo den todo hecho, sino que con el esfuerzo individual se consiga una respuesta colectiva, basada en el convencimiento y no, únicamente, en la aplicación de las leyes.

En síntesis, sólo unos sólidos principios, una ética del respeto y de la integración y la incorporación igualitaria de la mujer al mundo laboral, aportando unos valores que le son propios, detendrían el imparable desarrollo del abuso del poder, la codicia y otras tendencias que hacen del mundo un lugar agresivo.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.