Cada vez más compañías ofrecen programas para formar dentro de la organización a jóvenes destinados a ocupar puestos directivos en el futuro. Estos proyectos permiten a la empresa desarrollar empleados a la medida de sus propias necesidades.

El Barça ha dejado clara la importancia de contar con una buena cantera. Pero el equipo de Pep Guardiola no es la única organización que opta por formar desde el principio a sus futuras estrellas: cada vez más empresas, sobre todo multinacionales, tienen programas específicos para captar jóvenes talentos y convertirlos en profesionales de éxito. Bosch, Seat o Nestlé son sólo algunas de las firmas que ya ofrecen programas de este tipo.

Unilever cerró hace unos días la selección de candidatos para el programa Unilever Future Leaders, que lleva 30 años funcionando en todo el mundo. Este año sólo se convocaron 15 plazas para toda España, pero se presentaron unos 800 candidatos. "Somos como la Masia del Barça: hacemos una selección muy dura para escoger sólo a aquellos que realmente tengan potencial para jugar en la Champions, es decir, para llegar a ser directivos en la compañía", explica Jeroen Wels, director de Recursos Humanos de Unilever en España. Los escogidos se incorporan a la compañía con un contrato y un programa de formación intensiva de tres años. Durante ese periodo, los jóvenes cuentan con un tutor y rotan por diversos departamentos para conocer el funcionamiento de la compañía. "Después de esos tres años, ya han demostrado si están preparados para asumir más responsabilidad y los promocionamos a nivel de gerente", señala Wels. El 70% de la plantilla de Unilever se incorporó a la firma con este programa. De los 25 ejecutivos de mayor nivel de la firma en España, 23 han sido formados dentro de esta multinacional que integra marcas como Skip, Rexona, Knorr, Frigo, Flora o Mimosín, entre otras.

La multinacional de servicios de tecnologías de la información Atos Origin también cuenta desde hace tres años con un programa específico, denominado Aurora, para la formación y promoción de su propia cantera de futuros directivos. A diferencia de Unilever, en este caso el programa se dirige a profesionales que lleven al menos un año trabajando en la empresa. Los propios jefes son los encargados de proponer a los candidatos para el programa, aunque la empresa estudia ahora abrir la convocatoria a todos los trabajadores que quieran presentarse de forma voluntaria. En la última edición se seleccionó a una veintena de profesionales entre 300 candidatos.

La empresa ofrece a los trabajadores seleccionados formación en habilidades personales y un máster de gestión empresarial donde se trabajan casos directamente relacionados con la empresa. "El objetivo es formar y mimar a una generación para fomentar dentro de la compañía nuestros propios directivos - explica Francisco Valverde, director general adjunto y director de Estrategia y Transformación de Atos Origin-.Así no tenemos que recurrir al mercado cuando necesitemos renovar la pirámide de mando y contamos con directivos con más orgullo de pertenencia". El 30% de los trabajadores que ya han pasado por el programa Aurora de Atos Origin ocupa actualmente puestos directivos en la firma.

En el ámbito de la consultoría y la abogacía también es frecuente la captación y formación de jóvenes titulados, que en muchos casos acaban ocupando con el tiempo puestos de elevada responsabilidad en la firma. Una de las motivaciones principales de este tipo de empresas es la posibilidad de formar "a medida" a sus trabajadores y futuros directivos en ámbitos muy especializados. Es el caso del bufete de abogados Sagardoy, especializado en derecho laboral. "Necesitamos profesionales que se adapten a nuestro perfil y hemos llegado a la conclusión de que nos conviene formarlos nosotros mismos para que sigan nuestro modelo de trabajo", explica Manel Hernández, codirector de la oficina de esta firma en Barcelona. A través de la Fundación Sagardoy, este bufete organiza un máster en Derecho Laboral y cada año ficha para sus oficinas a los mejores estudiantes de la promoción. "Cuando tenemos alguna vacante, intentamos combinar: nos nutrimos de nuestra propia cantera pero también cogemos gente de fuera que pueda aportar nuevas experiencias y puntos de vista", explica Hernández.


"Ya tengo definida mi carrera a medio plazo"

Danae Blanco lleva casi tres años trabajando en Unilever con el programa Future Leaders, al que accedió tras acabar sus estudios de Administración y Dirección de Empresas. "Lo que me convenció fue el hecho de tener definida la carrera profesional a medio plazo", explica. En este periodo ha compaginado un programa de formación con la experiencia profesional en distintos departamentos de marcas como Knorr o Dove. "Desde el principio asumes responsabilidad. Es una gran oportunidad", destaca. Siguiendo la dinámica del programa, dentro de unos meses será ascendida.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.