El marketing interno es una actividad de síntesis que no se está "inventando" desde cero. Además, su aplicación se realiza en empresas que cuentan, habitualmente, con una amplia historia de implantación de sistemas de perfeccionamiento organizacional.

Asimismo, las herramientas que utiliza para su desarrollo son comunes a otras áreas de actividad en la empresa. El marketing interno refuerza y pone en valor todas las mejoras organizativas, haciendo que éstas completen su proceso de aplicación y respuesta.

Atendiendo tanto a los referentes como las herramientas más eficaces, ningún responsable de integrar a los clientes internos de una organización en su quehacer puede lograrlo sin tener en cuenta:

  • Los procesos organizativos en los que haya estado y esté sujeta la organización.
  • Las mejoras que dichos procesos hayan introducido.
  • Las eventuales disfunciones que dichos procesos puedan haber creado.
  • Los hábitos de trabajo que se hayan introducido.
  • Las mejoras que se puedan haber incorporado.
  • La percepción que de todos estos procesos tenga el cliente interno.

Acceso a Editorial Observatorio: http://www.editorialobservatorio.com

Publicado en el número 4 de la revista, de julio-agosto de 2006.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.