El sindicato CCOO y Sepi han alcanzado un acuerdo para la reducción de plantilla en RTVE, organismo estatal de radio y televisión. El acuerdo alcanzado supone el recorte de 4.150 empleos, un 39% de la plantilla, que se reducirá hasta 6.400 trabajadores.

El sindicato CCOO y Sepi alcanzaron en la mañana de ayer –tras una maratoniana reunión de 24 horas– un acuerdo para afrontar la reducción de plantilla en RTVE, el organismo estatal de radio y televisión. El pacto, al que a lo largo del día de ayer se sumó también UGT, fue firmado anoche por todas las partes –RTVE, Sepi, CCOO y UGT– y contempla el recorte de 4.150 empleos, lo que supone mantener una plantilla objetivo de 6.400 trabajadores. De esta cifra, 5.900 empleos serían fijos y 500 contratados.

Fuentes de RTVE señalaron que el acuerdo alcanzado supone “mejoras sustanciales” sobre las propuestas iniciales de la empresa, ya que la plantilla objetivo en primera instancia era de 5.170 empleos y no de 6.400 como se fija ahora.

Prejubilaciones

El recorte de puestos de trabajo se llevará a cabo a través de un sistema de prejubilaciones que afectará a los trabajadores que, hasta el 31 de diciembre de 2008 tengan más de 52 años –es decir, que tengan 50 años actualmente– y hayan estado contratados como fijos en RTVE durante seis años.

Sepi planteaba en su propuesta a los sindicatos la posibilidad de que las prejubilaciones fueran voluntarias pero establecía que, en caso de que no se cubriera el cupo, se elaborara una lista de bajas forzosas hasta llegar a 4.150 trabajadores. Marcel Camacho, secretario general de CCOO en RTVE ha explicado que el preacuerdo compromete a la cadena de televisión a consultar a los sindicatos esa lista.

73 por ciento del sueldo

Las condiciones económicas de las prejubilaciones garantizan, teóricamente, a cada trabajador un 73 por ciento del salario bruto del último año aunque, según CCOO, este porcentaje podría ser más elevado ya que está condicionado a que el neto que perciban los empleados sea igual o similar al del último Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se abrió en el Ente en los años noventa y que concedió entre un 80 por ciento y un 90 por ciento del salario.

El trabajador percibirá esta cantidad hasta la edad de jubilación. El plan de saneamiento es la condición que el Ministerio de Economía impuso a RTVE para conceder al Ente público 580 millones de euros extrsa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado 2006. Tanto este plan como la ley de reforma de RTVE aprobada por el Parlamento el pasado mes de mayo son los dos pilares sobre los que se sustentará la nueva Corporación RTVE, que nacerá en 2007.

El acuerdo alcanzado también contempla la creación de un departamento de multimedia e interactividad que, con un plantilla inicial de cuarenta personas, podría llegar a alcanzar los 120 empleados. La negociación de este plan de saneamiento ha vivido momentos de mucha tensión ya que los sindicatos ejercieron diversas medidas de presión. La más importante fue la huelga del 5 de abril, con un amplio respaldo y que provocó, incluso, la suspensión, en plena emisión, del Telediario del mediodía.

7.500 millones de deuda

El recorte de plantilla pretende reducir las abultadas pérdidas anuales que hacen engrosar la deuda del grupo, evaluada en enero en 7.551 millones de euros, y con un crecimiento exponencial en los últimos años. En 1997 ascendía a 2.440 millones de euros; en 1998 se elevó a 3.500 millones para pasar, un año después, a 4.020 millones. En 200o la deuda se situó en 4.020 millones, en 2002 ascendió a 4.817 millones y en 2003 llegó a 6.200 millones.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.