Más de 600.000 personas mueren cada año por causas relacionadas con las condiciones y horarios de trabajo. La ley dice que el salario mínimo oscila entre el 40% y el 60% del sueldo medio local, pero nadie la cumple.

Gan Hongying, joven trabajadora de una fábrica textil en el distrito Haizhu de Canton, se desplomó de repente en su puesto de trabajo. No era un simple desmayo: estaba muerta. En los cuatro días anteriores a su muerte, el pasado mayo, había trabajado 54 horas y 25 minutos, incluidas 22 horas extras. Sus compañeros cuentan que Gan mencionaba con bastante frecuencia su deseo de "echarse un buen sueño". Tenía 35 años y antes de emigrar a Cantón había trabajado de maestra en un parvulario de su provincia natal de Sichuan. La escuela cerró y Gan se vio obligada a seguir la senda emprendida por tantos sichuaneses. Dos horas antes de morir había telefoneado a su marido desde una cabina callejera. Dijo que sentía frío y cansancio y que cuidara del hijo de ambos.

Mas de 600.000 ciudadanos chinos mueren cada año por causas relacionadas con el estrés y el exceso de trabajo, un fenómeno bien conocido en Japón, informa la web oficial chinanews. cn. Los casos más frecuentes se registran entre profesiones liberales, periodistas y empresarios, señala el despacho. El caso de la trabajadora Gan Hongying ha sido objeto de un amplio reportaje en el diario cantonés Nan Fang Du Shi Bao.La prensa también ha informado de los casos de tres trabajadoras que se desmayaron en las cadenas de producción de la empresa Foxconn, aparentemente por trabajar doce horas de pie y sin posibilidad alguna de sentarse. Según consta en la denuncia, la empresa no proporciona asientos porque considera que con ellos disminuiría la eficiencia en el trabajo.

Los medios de comunicación chinos están ofreciendo más información, y más detallada, sobre abusos laborales, lo que denota no sólo una mayor preocupación del Gobierno por prevenirlos, sino también la creciente sensibilidad de los periodistas y de la opinión pública urbana al respecto. El Xin Jing Bao informó el pasado junio del ataque sufrido por un grupo de cien trabajadores emigrantes en un centro comercial de la capital cuando reclamaban salarios atrasados. Veinte facinerosos contratados por el centro agredieron a los trabajadores con el resultado de una decena de heridos. El muy oficial Diario del Pueblo ha informado de que los trabajadores de un gran complejo comercial de la localidad de Urumqi, en el extremo noroeste, deben apuntar sus nombres en una lista antes de ir al lavabo, donde no pueden permanecer más de ocho minutos. Si superan el plazo marcado, deben pagar una multa de 20 yuanes (2 euros) por cada minuto.

En una de las historias más insólitas del último mes, el diario Hua Shang Chen Bao publicó el 25 de junio la foto de una joven trabajadora de 26 años de la localidad de Shengyang (noreste), protestando desnuda ante la puerta principal de su empresa, que le adeuda 8.000 yuanes (800 euros). La noticia ha dado lugar a una airada polémica en la web que reprodujo el asunto, con más de 2.000 comentarios registrados a las pocas horas, la mayoría dirigidos a los responsables de la empresa. A los tres días los comentarios superaban los 4.000, con propuestas de boicot a la empresa, hacer circular su nombre para desprestigiarla y llamamientos generales a la justicia social.

Otro síntoma de una creciente sensibilidad ha sido el amplio eco mediático obtenido por la afirmación, realizada por Liu Kaiming, un joven experto en asuntos laborales de la ciudad de Shenzhen, de que "en ninguna ciudad y provincia china se cumplen las regulaciones oficiales en materia de salario mínimo". En China, la ley establece que el salario mínimo debe ser entre el 40% y 60% del salario medio local, cosa que nadie cumple. Liu, que dirige un instituto de observación de asuntos laborales en Shenzhen, en el sur de China, hizo la declaración en el curso de un congreso sobre responsabilidad empresarial celebrado en Pekín el pasado abril. Los grandes medios nacionales, incluida la agencia Xinhua,el Diario del Pueblo y los portales Sohu y Sina. com,se hicieron eco del informe, que ha sido corroborado posteriormente en declaraciones de funcionarios del Ministerio de Seguridad Social.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.