Según un estudio, los trabajadores españoles cobran casi lo mismo que hace 10 años debido a que la inflación se ha comido la subida salarial. Desde 1997, el sueldo medio real ha crecido solo un 0,4%.

Los trabajadores españoles cobran casi lo mismo que hace 10 años debido a que la inflación se ha comido la subida salarial. Desde 1997, el sueldo medio real ha crecido solo un 0,4%, con lo que se convierte en el país europeo con la peor evolución del poder adquisitivo.

El salario bruto medio español, situado en 1.922 euros, sufrió un descenso interanual del 0,5% hasta marzo y acumula seis trimestres seguidos de caídas con la inflación en un nivel del 4%.

Los profesores del IESE que han elaborado el índice laboral de Adecco no prevén cambios sustanciales en esta situación para los próximos meses. El estudio pronostica un descenso continuado hasta septiembre, cuando alcanzaría una caída del 0,4% y acumularía ya ocho trimestres consecutivos de pérdida de poder adquisitivo.

Entre los factores que influyen en esta tendencia se encuentran, además de la elevada inflación, la creación de empleo en sectores con remuneraciones moderadas como construcción y servicios, así como la presión a la baja de los sueldos que perciben los inmigrantes.

MÁS COMPETITIVIDAD

José Ramón Pin, uno de los autores, confía en que se mantendrá la llegada de trabajadores extranjeros porque se necesitan un mínimo de 300.000 inmigrantes al año. En su opinión, "el estancamiento salarial puede beneficiar la competitividad de España y explica la fuerte creación de empleo de los últimos años".

En cambio, la media general de los siete países de la Unión Europea estudiados es de un crecimiento de los sueldos medios del 0,6% en marzo pasado. Esta cifra supone una desaceleración frente al 0,8% de marzo del 2005. Además de España, Alemania y Portugal también pierden poder adquisitivo, aunque en el caso alemán la remuneración, de 3.061 euros mensuales brutos, es sensiblemente superior a la española.

El sueldo de España solo está por delante del de Portugal y Polonia. Este último país es uno de los que acumula más subida, con un 21,8%, desde 1997, únicamente superado por el Reino Unido con un 27,5%. Para los próximos meses, Polonia tendrá el mayor crecimiento del salario medio, con un 3,6%, aunque parte de un nivel muy bajo (662 euros). La comparación entre hombres y mujeres sitúa a España en la parte media de la clasificación, con una brecha del 15% superada por el 20% de Alemania y el Reino Unido.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.