Entrevista de "La Contra" de La Vanguardia a Mercè Sala, presidenta del Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya: "Como líder has de conseguir que entre todos se haga aquello que se ha decidido. La gente te sigue cuando ve que le recompensa."

-Cuál fue la primera lección de su aprendizaje como líder?

- A los 29 años dirigía un pequeño equipo en el Banco Industrial de Catalunya, y mi mayor aprendizaje fue apagar fuegos.

- ¿Sin quemarse?

- Por supuesto, y para eso es imprescindible dedicar cinco minutos al día a tener claro que es lo que quieres hacer ese día, aparte de apagar fuegos.

- Y del fuego a la velocidad.

- Durante los 11 años que presidí los transportes municipales de Barcelona mi prioridad fue dotarme de objetivos claros. Me había tocado liderar un cambio: una empresa de transportes que básicamente servía para ir de una ciudad a otra tenía que asumir que el futuro estaba en las cercanías.

- Lidió con sindicatos y trabajadores.

- Y lidié con la prensa, con la que también es necesario dialogar y negociar. Su foco está en lo noticiable, así que también aprendí a callar y evitar responder directamente a muchas cuestiones.

- ¿Todavía le pesa aquel titular: "La presidenta de RENFE conduce un tren"?

- "El liderazgo reside en la acción, no en la posición que se ocupa", decía McGannon. Esta anécdota arranca cuando presidía el Metro de Barcelona, utilizaba ese transporte para ir al trabajo y me gustaba entrar en la cabina y tener otra perspectiva de la vía. Un día, el conductor, bajo su supervisión, me propuso que tomara el mando un rato, y lo repetimos varias veces.

- ¿Cuando presidía Renfe iba en tren a la oficina?

- Pues sí, y me saqué el carnet de ayudante de maquinista. Fue muy útil para mi cargo, porque palpaba los problemas del día a día, hasta que en una de las estaciones un periodista me descubrió. Anécdotas aparte, me he dado cuenta de que no es tan importante la técnica y los organigramas como las personas.

- Eso dicen todos los directivos, pero con poca convicción.

- Pues es elemental. Como líder has de conseguir que entre todos se haga aquello que se ha decidido que hay que hacer. La gente te sigue cuando ve que seguirte le recompensa. La manera de plantearlo es básica.

- ¿Cómo?

- Es mejor preguntar: "¿Tú esto como lo harías?"; e intentar adaptarte a su idea que hacer lo contrario. Uno hace bien lo que le sale de dentro.

- No se puede ir con ideas preconcebidas.

- No, Rabindranath Tagore lo explicó muy bien: "No es tarea fácil dirigir a hombres; empujarlos, en cambio, es muy sencillo". Mire, yo creo que sobre el liderazgo las mujeres tenemos mucho que decir.

- Adelante.

- Creo que la capacidad maternal de las mujeres implica una mayor capacidad de comprensión ante lo incomprensible.

- ¿La irracionalidad?

- Así es, las empresas están llenas de mentes irracionales, como la vida misma, y las mujeres solemos saber mejor que los hombres cómo aceptar la irracionalidad y cómo orientarla. Hay que cambiar el modelo jerárquico por el matriarcal.

- Hábleme de ese modelo.

- Básicamente es el que fomenta el trabajo en equipo. Las empresas más modernas tienden al funcionamiento en red. La cultura de red concibe la organización como un conjunto de empresas que colaboran para producir y entregar productos y servicios al cliente.

- A veces explotando a sus colaboradores.

- A la larga eso es siempre mal negocio, recuerde la historia del flautista de Hamelín.

- No le pagaron el trabajo realizado y se burlaron de él.

- Cuando el flautista se lleva a los ratones, los dirigentes de la ciudad no se lo saben agradecer (¡Y eso es tan común...!), El flautista, por supuesto, les pasó la factura de otra manera. No solemos ser capaces de dar reconocimiento a las personas cuando actúan bien, pero sí meter broncas cuando se equivocan.

- Conclusión.

- Lo que las empresas gestionan cada vez más es inteligencia y capacidad humana.

- Déme tres consejos para que suene la flauta.

- Coja el helicóptero.

- ¿. ..?

- Un buen ejecutivo debe saber elevarse para ver la situación en perspectiva y rápidamente bajar a tierra para afrontar los problemas reales del día a día. En segundo lugar, priorice, recuerde lo que dijo Buda: "El que no sabe a qué cosas atender y de cuáles hacer caso omiso atiende a lo que no tiene importancia y hace caso omiso de lo esencial".

- ¿Y el tercer consejo?

- Detecte el cuello de botella, ese lugar en el que se ve frenada la marcha de la empresa.


Cuestión de melodía

Hamelín se invadió de ratones y los prohombres de la ciudad ofrecieron cien monedas de oro a quien les librara de ellos. El flautista se los llevó con su melodía, pero al día siguiente los prohombres no sólo no le pagaron, sino que se burlaron de él. Entonces el flautista se llevó a los niños. Mercè Sala extrae de la fábula del flautista los retos de la empresa actual: "Además del valor de la palabra dada, la honestidad, lo que distingue al protagonista del cuento es su habilidad para dirigir sin fricciones. Las estructuras autoritarias y piramidales han dejado de ser eficaces, el experto en liderazgo es un flautista capaz de atraer a su equipo de trabajo con su melodía (inspiración, creatividad y visión de conjunto)"

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.