El deporte forma parte de la cultura de muchos países. Las personas lo practican, lo ven y, sobre todo, lo comentan. Las empresas se constituyen en muchas ocasiones como pequeñas sociedades donde la actividad física está adquiriendo, una gran importancia.

El 63% de los hombres y el 52% de las mujeres piensan que el éxito en el deporte afecta en su acercamiento al trabajo.

La firma especializada en la gestión del capital humano Hudson ha realizado un estudio de carácter europeo donde se analiza el impacto del deporte en el lugar de trabajo. Entre los resultados, obtenidos a través de entrevistas personales, grupos de trabajo y 2.000 encuestas a personas de entre 20 a 65 años, se establece que el ejercicio forma parte del día a día del trabajo, además ayuda en crear lazos entre los compañeros y con los clientes, y afecta a la productividad y al resultado final de las compañías.

Las encuestas realizadas durante la elaboración del estudio, revelan que el deporte, así como las conversaciones entre empleados y clientes, directores y empleados, mujeres y hombres, puede tener un impacto positivo para levantar la moral y mejorar el estado de ánimo, la motivación y el rendimiento en el ambiente de trabajo. 'Se utiliza en muchas reuniones para romper el hielo y en ocasiones facilita la comunicación entre los jefes y los trabajadores. Además, no se trata solamente del tiempo que se dedica a hablar de deporte en el trabajo, sino que cada vez más empresas se preocupan por que sus empleados lo practiquen y buscan relacionarse de alguna manera con éste, como por ejemplo con patrocinios ', afirma Óscar Izquierdo, consultor de Hudson.

En este año de mundiales, algunas empresas han aprovechado para promover un clima laboral positivo y distendido a través de ciertos eventos deportivos. La firma IRI, consultora de investigación de mercados, facilitó que sus empleados pudiesen ver algunos de los partidos de fútbol y baloncesto más emocionantes del año habilitando una sala para ello. 'Se propuso, se pidió autorización a todos los directores de departamento y se hizo lo mismo en todas nuestras oficinas para que no hubiese distinciones. Una de las condiciones era que había que recuperar las horas y la gente respondió muy bien ', señala Ana Cadiñanos, directora de recursos humanos de IRI.

Este tipo de actividades mejoran además el sentimiento de pertenencia a la empresa por parte de los trabajadores, aunque sea de manera puntual. Según Cadiñanos la gente tiende a hablar de estas actividades como cosas que se hacen en su empresa con entusiasmo.

El estudio realizado por Hudson también señala que a lo largo de la historia se han atribuido al deporte otros impactos sociales positivos: la mejora en la economía de un país, la subida de la bolsa de valores, la creación de una ilusión colectiva, o incluso el éxito político de determinados partidos. 'Las empresas que se relacionan con el deporte obtienen mejores resultados que las que no lo están: Además, la imagen que se crea en la sociedad es mucho más fuerte ', asegura Óscar Izquierdo.

Un ejemplo de deportividad

No cabe duda de que el deporte es una parte importante para muchas compañías dado el tiempo y el esfuerzo que dedican a que sus trabajadores tengan la oportunidad de practicarlo. Existen dos maneras fundamentales para fomentarlo. Por un lado, la creación y desarrollo de actividades a realizar en horas de trabajo; por otro, fomentar actividades deportivas en el tiempo libre de los trabajadores facilitando el acceso a centros o clubes deportivos. Gianluca Balocco, gerente de Human Capital de Deloitte, destaca entre las principales razones el favorecer que las personas se conozcan, preocuparse por la salud de los empleados y facilitar la conciliación de la vida personal y laboral.

'Las empresas buscan hacer cosas nuevas, están cansados de la formación tradicional. Además los trabajadores piden cada vez más y se utiliza mucho el conjugar trabajo y deporte ', afirma Balocco.

La actividad estrella de la compañía es el Desafío Deloitte, en la que casi 200 trabajadores se reúnen para practicar deportes de riesgo. 'Este tipo de acciones une mucho a los equipos, propicia un buen clima laboral y ayuda también a mejorar ciertas habilidades profesionales ' explica el gerente de Human Capital.

Quizá uno de los aspectos más positivos de esta clase de actividades es que se está abandonando la tendencia del hombre como protagonista de los deportes y se promueve el acercamiento y la comunicación entre ambos sexos. Gianluca Balocco asegura que las mujeres están cada vez más implicadas. 'El porcentaje de hombres y mujeres es muy similar, a deportes como el pádel o el baloncesto se apuntan cada vez más mujeres, y los equipos del Desafío son mixtos ' declara.

Hombres y mujeres, cada vez más cerca

  • Seguir el deporte
    El 50% de los hombres y el 40% de las mujeres afirma que los empleadores pueden animar a la plantilla a ver el deporte todos juntos.

  • Practicarlo
    Estar activamente implicado en un deporte también se percibe como una buena motivación y un método poderoso para crear fuertes lazos de equipo, de tal forma que el 45% de los hombres y el 43% de las mujeres ve de manera positiva que se anime al personal para que practique algún tipo de deporte juntos.

  • Comunicación entre hombres y mujeres
    Los hombres hablan más de deporte (53%) que las mujeres (16%). Sin embargo, casi una de cada cuatro mujeres (24%) utiliza el deporte como una manera de verse aceptadas en las conversaciones en el trabajo, y más de la mitad (54%) manifiestan curiosidad o algo de interés en el deporte

  • Trabajo en equipo
    El 34% de los hombres y el 29% de las mujeres afirman que el deporte y la competición podrían ser utilizados como acciones de team-building que mejore el rendimiento de los equipos en su puesto de trabajo.

  • Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

    Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
    Suscripción

    Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
    Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.