Los trabajadores de las principales obras de Barcelona se han cruzado de brazos toda una jornada para protestar contra el alto índice de siniestralidad en el sector, que se ha cobrado la vida de al menos 30 personas en Cataluña en lo que va de año.

Los trabajadores de las principales obras de Barcelona se cruzaron de brazos todo el día de ayer para protestar contra el alto índice de siniestralidad en el sector, que se ha cobrado la vida de al menos 30 personas en Cataluña en lo que va de año. Los obreros dicen que la principal causa de los accidentes de trabajo en su gremio no aparece en las estadísticas: la prisa, el trabajo a destajo.

"La obra que antes nos pedían acabar en tres años la quieren hoy en uno, y si aplicas las medidas de seguridad vas más lento", explicó ayer Arturo, que lleva 10 años en el sector y tuvo que dejar ayer su mono de trabajo cuando el piquete de CC OO y UGT obligó a parar la obra en la que trabaja.

Arturo y un total de 140.000 paletas estaban llamados ayer por los sindicatos a secundar la huelga, pero sólo fue mayoritaria en las grandes obras como las del AVE o la Fira de Barcelona. La construcción es un sector difícil de movilizar dada la alta temporalidad en el empleo -el 90% de los trabajadores son eventuales, según los sindicatos- y los bajos índices de afiliación sindical. La muerte de cinco obreros subcontratados en un accidente este verano en Barcelona -dos de ellos paquistaníes que podrían estar contratados con nombre falso- detonó la protesta. Los sindicatos critican el incumplimiento sistemático de las normas de prevención, mientras las patronales aseguran que llevan años impulsando la seguridad.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.