Wal-Mart deberá pagar al menos 78,5 millones de dólares por violar las leyes laborales de Pensilvania al obligar a sus empleados a laborar durante los descansos y fuera del horario de trabajo, determinó el viernes un jurado.

Wal-Mart, el principal almacén de venta al por menor, deberá pagar al menos 78,5 millones de dólares por violar las leyes laborales de Pensilvania al obligar a sus empleados a laborar durante los descansos y fuera del horario de trabajo, determinó el viernes un jurado.

El abogado de los demandantes, Michael Donovan, también solicitará una indemnización adicional de 62 millones de dólares en daños porque el jurado decidió que Wal-Mart actuó de mala fe. Es probable que el juez de primera instancia Mark Bernstein dicte la sentencia dentro de las próximas semanas.

El jurado decidió que se le otorgue a los demandantes la cantidad exacta que pedían, y rechazó el alegato de Wal-Mart de que algunos empleados optaban por trabajar durante la hora de descanso y que la falta de pago por algunos minutos aquí y allá era insignificante. "Deberá servir de mensaje al mundo corporativo de que uno no puede decir una cosa y hacer otra, y que la gente debe estar antes que las ganancias", destacó Donovan.

Se supone que las indemnizaciones a cada uno de los demandantes irán desde los 50 dólares hasta unos cuantos miles de dólares, dependiendo de cuánto tiempo trabajaron para la empresa, señaló Donovan. Además de las indemnizaciones, Wal-Mart debe asumir los gastos legales de los demandantes.

Donovan presentó el alegato de que las prácticas salariales de Wal-Mart le dieron ventaja competitiva a la compañía, la cual tuvo ganancias de 11.200 millones de dólares con 312.400 millones de dólares en ventas el año pasado.

La cadena de tiendas minoristas con sede en Bentonville, Arkansas, enfrenta varias demandas similares en el país.

Wal-Mart llegó a un acuerdo en un caso de Colorado por 50 millones de dólares y está apelando una compensación de 172 millones de dólares otorgada el año pasado por un jurado de California.

En la demanda colectiva de Pensilvania participan 187.000 empleados y ex empleados que trabajaron en Wal-Mart y en Sam 's Club desde marzo de 1998 hasta mayo de este año. El jurado decidió el jueves que Wal-Mart violó el contrato, por lo cual trasgredió las leyes laborales del estado.

Las acciones de la empresa subieron 14 centavos y cerraron a 48,46 dólares el viernes en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.