Dicen saberlo casi todo sobre la gestión empresarial, el complejo mundo de la alta dirección y de los recursos humanos. Las grandes empresas se los rifan para que impartan sus magistrales lecciones a sus ejecutivos, o acudan en caso de crisis.

Las grandes empresas se los rifan para que impartan sus magistrales lecciones a sus ejecutivos, o acudan en caso de crisis a intentar poner un poco de claridad a algún problema dentro de la organización. Por conferencia cobran entre 3.000 y 12.500 euros, una cifra ridícula si se compara con los 100.000 euros que recibe Daniel Goleman por hablar sobre su teoría de la inteligencia emocional, o el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, o el ex presidente de General Electric Jack Welch, que tampoco bajan de esta cantidad.

Entre los denominados gurús de la gestión española se encuentran Juan Carlos Cubeiro, Javier Fernández Aguado, Mario Alonso, Santiago Álvarez de Mon, Luis Huete o Eduardo Bueno. Su prestigio, avalado por las teorías que sostienen y defienden a través de publicaciones, va en aumento y comparten cartel con los grandes y cotizados gurús estadounidenses. Según una cita del consejero delegado de Mapfre Seguros Gerais, Esteban Pedrayes, incluida en el libro Who 's who en el management español de Francisco Alcaide (Interbannetwork): 'Sin despreciar lo ajeno, hay que reconocer que las aportaciones de nuestros pensadores nada tienen que envidiar a los más representativos autores norteamericanos, británicos o alemanes '.

Para ser un conferenciante de prestigio dentro del mundo empresarial son necesarios varios requisitos, entre ellos, tener en circulación varios libros sobre gestión. 'Aunque no se vendan mucho, es importante tener al menos media docena de libros publicados. Te dan prestigio ', explica Luis Huete. Y fue precisamente el éxito de un libro, La buena suerte, del que se han vendido más de tres millones de ejemplares y ha sido traducido a 38 idiomas en más de 80 millones en todo el mundo, el que puso en la rueda de los conferenciantes más cotizados a sus dos autores, Álex Rovira y Fernando Trías de Bes. 'Tener un pensamiento propio es lo que más valoran las empresas, además de tener habilidad para comunicar. Cuando ya te conocen por haber publicado tienes más poder de convocatoria ', afirma Juan Carlos Cubeiro, autor de 16 libros.

La capacidad para comunicar es otro valor añadido. 'Hay muchos consultores que saben mucho, tienen mucho conocimiento, pero no saben transmitirlo ', añade Javier Fernández Aguado, presidente de la consultora MindValue, que esta semana recibió el premio The Most Valuable Speaker 2006 al mejor orador. La reputación de este pensador viene respaldada además por los más de 30 libros que ha publicado en solitario y otros tantos en colaboración con otros colegas, y por los 10.000 directivos que acuden cada año a sus sesiones formativas. El caso de Fernández Aguado es objeto también de análisis, ya que hasta el momento se han escrito docenas de libros y ensayos analizando su pensamiento y modelos de gestión propuestos. Uno de sus libros, La soledad del directivo, escrito en colaboración con otro de los conferenciantes más solicitados y que forma parte del exclusivo club de los Top Ten del Management Español (www.toptenms.com), José Águilar, ha recibido el premio al mejor libro de gestión de 2006, concedido por la entidad británica Management International Forum.

El poder de convocatoria da prestigio. Bien lo sabe Juan Carlos Cubeiro, socio de Eurotalent, que en sus conferencias no suelen quedar butacas libres. 'Cubeiro tiene una ventaja sobre competitiva sobre el resto por su capacidad de comunicación ', opina Fernández Aguado. Su secreto no es otro, según reconoce el aludido, que 'tener un pensamiento equilibrado y humanista '. En este sentido agrega que 'es mucho más útil escuchar a un español que a un gurú estadounidense '. Cubeiro es un conferenciante que maneja con gran habilidad el arte de la provocación. 'Es necesario provocar para que la sorpresa te haga reflexionar '.

Pero todo el trabajo que estos conferenciantes exponen en sus intervenciones requiere de una preparación previa. Nada es improvisado. Miden muy bien sus palabras y el recetario de anécdotas con las que salpican y amenizan sus ponencias. Javier Fernández Aguado se levanta a pasadas las seis de la mañana. Es el mejor momento para robarle al día una hora y media de lectura, actividad que vuelve a retomar antes de acostarse. 'Hay que tener cierto afán de estudio, conocer lo que pasa en el mundo ', señala.

Cubeiro lee de ocho a diez libros a la semana, pero asegura que dónde más aprende es en las sesiones que realiza como entrenador (coach) de altos ejecutivos. También Luis Huete afirma que después de cada sesión como consultor de altos directivos anota en su moleskine las experiencias vividas. 'Siempre es una fuente de estímulo y de conocimiento ', añade Huete, para quien lo más importante siempre es dejar buen recuerdo entre los asistentes a sus ponencias. Sabe de lo que habla. Este consultor tiene contratados por las empresas 250 días al año.

El único capricho, un vuelo en preferente

Los gurús españoles son discretos. Al contrario de lo que sucede con los estadounidenses, cuyos caprichos siempre son objeto de comentarios en los foros y congresos a los que asisten. A uno, y no citaremos nombres, no se le puede tocar para no contagiarle ningún virus; para otro es necesario que las puertas, una vez que él haya entrado en la sala, no se vuelvan a abrir por medidas de seguridad. Otro pide alojarse en la suite de un hotel de lujo y que en ella haya un amplio repertorio de frutas o una determinada marca de agua. Los españoles no suelen tener este comportamiento. 'Yo procuro no volverme raro, porque corres el peligro de volverte un divo ', afirma Luis Huete. La única exigencia que afirman tener los conferenciantes es volar en clase business, sobre todo cuando tienen que realizar un vuelo de larga distancia. 'Cuando llegamos a destino siempre tenemos que trabajar '.

Los mejores

Juan Carlos Cubeiro. Estudió Económicas y Empresariales. Ha trabajado como consultor en firmas como Arthur Andersen, Coopers & Lybrand y Hay Group. En la actualidad dirige Eurotalent y trabaja para 190 empresas.

Nuria Chinchilla. Doctora en Económicas y Empresariales, forma parte del claustro de profesores del IESE. Actualmente es directora del Centro Internacional Trabajo y Familia. Ha escrito Rotación de directivos.

Álex Rovira. Es profesor de Esade y su gran éxito le llegó con el libro La buena suerte, que le abrió las puertas como conferenciante en Europa. Asia y América. Ha escrito La brújula interior, con 400.000 ejemplares

José Maunel Casado. Doctor en Sociología industrial. Fue profesor e investigador del área de recursos humanos en la Universidad Complutense. Es socio del departamento de comportamiento humano de Accenture.

Luis Huete. Doctor en Administración de Empresas, es profesor del IESE y docente invitado en Harvard Business School o en Thunderbird. Entre sus libros más destacados se encuentra Construye tu sueño.

Javier Fernández Aguado. Catedrático del área de dirección general, es presidente de la consultora Mind Value. Ha elaborado diversos modelos de gestión, y en la actualidad prepara dos nuevos modelos. Es autor de más de 30 libros.

Fernando Trias de Bes. Combina su tarea docente en Esade con su trabajo como consultor en Salvetti Et Lombart. Es coautor de La buena suerte y de Marketing lateral, escrito junto al profesor Philip Kotler.

Santiago Álvarez de Mon. Doctor en Sociología y Ciencias Políticas, es profesor del IESE y realiza servicios de asesoría y consultoría a empresas interesadas en coaching, liderazgo y trabajo en equipo. Ha escrito, entre otros, El mito del líder.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.