A raíz del incremento de CV recibidos en las empresas, tanto en papel como en formato electrónico, surge un nuevo formato para destacar entre tanto candidato y un ambiente de crisis. Abemus lanza al mercado de selección de personal el 'vídeo currículum '.

Mañana, lunes, cuando los miembros del departamento de selección de cualquier empresa española comiencen su jornada laboral, lo primero que harán será suspirar porque sobre sus mesas se habrán acumulado decenas de cartas con el currículum vitae (CV) de nuevos aspirantes deseosos de obtener un puesto de trabajo. Y lo mismo sucederá cuando enciendan sus ordenadores y comprueben cómo sus correos electrónicos están inundados de mensajes de otros tantos candidatos. Una situación que se repite constantemente, por lo que estos departamentos suelen estar desbordados.

Tanto es así, que algunos expertos en recursos humanos constatan que, debido a la saturación de información, el envío de CV está resultando un proceso ineficiente. Ya no es suficiente para destacarse por encima del resto de candidatos, en un momento en el que la crisis ha disparado las demandas de empleo y reducido las ofertas.

Si bien la entrevista personal va a seguir siendo determinante para la contratación final de cualquier persona, hoy, gracias al auge de las nuevas tecnologías, lo que sí parece que funciona para superar el primer filtro es el denominado "vídeo currículum".

En España, la empresa Abemus, especializada en la creación de contenidos audiovisuales, lo ha introducido en el mercado de selección de personal. Pero ¿en qué consiste este nuevo producto? "El vídeo currículum es una grabación de uno o dos minutos en la que el candidato resume frente a la cámara lo más destacado de su formación y trayectoria profesional", explica Fernando Martorell, socio fundador de Abemus e impulsor de este proyecto. "Gracias a la imagen se reduce notablemente el componente subjetivo en el proceso de evaluación", explica. Por un lado, "al candidato le es más difícil mentir o exagerar según qué información delante de una cámara. Y si lo hiciera, sería más fácil detectarlo por medio del análisis de su lenguaje no verbal", continúa. Además, "en caso de hablar idiomas, tiene la oportunidad de demostrarlo".

Por otro lado, "el vídeo currículum permite al empleador ir mucho más allá de la interpretación que hace de las palabras que lee sobre el papel, centrándose en su intuición psicológica, viendo qué desprende el candidato mediante las imágenes", agrega.

Para profesionalizar al máximo la edición de este CV audiovisual, Abemus cuenta con el apoyo de psicólogos y coachs expertos en selección de personal, que se encargan de realizar las entrevistas a los candidatos para que sus respuestas se ciñan a lo que interesa a los empleadores.

Al vídeo currículum le queda mucho recorrido en España, dada su juventud. "A corto plazo se consolidará como un complemento al CV tradicional y un sustituto de la carta de presentación, que permitirá acelerar los procesos de selección de las empresas, dotándolos de mayor calidad y veracidad", prevé el emprendedor.


Perfil

- Fernando Martorell

es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por el IQS. En 2005 fundó, junto a su hermano Guillermo, la empresa de creación de contenidos audiovisuales Abemus, de la cual es director.

Proyectos

- Su meta es introducir valor añadido en diferentes procesos organizacionales a través de productos y servicios innovadores y verdaderamente útiles para las empresas y empleados.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.