La OCDE quiere hacer un estudio comparativo como el PISA para adultos y universitarios que provoque una convulsión en las empresas y sociedades y que impulse el aprendizaje durante toda la vida.

La OCDE quiere provocar entre adultos y universitarios el mismo efecto que produjo el informe PISA e tre los escolares. Pretende que la sociedad y las empresas se preocupen mucho más por el "aprendizaje durante toda la vida" entre los profesionales.

El coordinador de la OCDE para PISA (test comparativo sobre el grado de conocimientos entre los escolares), el alemán Andreas Schleicher , cree que este estudio podría estar listo en dos años, y asegura que su preparación está muy avanzada, aunque aún debe ser supervisado por los estados miembros a los que se consultará la metodología y el presupuesto necesario para acometerlo.

"La idea no es sólo averiguar cuáles son los conocimientos de los adultos en nuestras sociedades, para detectar los grupos de riesgo -analfabetos o con muy baja formación susceptibles de permanecer más tiempo desempleados- sino también comprobar hasta qué punto han cambiado las tecnologías de la información la vida de la gente y su sabiduría", señalaron fuentes del departamento de Andreas Schleicher.

El nuevo Piaac

Este nuevo test para adultos recibiría el nombre de Piaac (Programme for the International Assessment of Adult Competencies) y probablemente se realizará con la misma metodología que las encuestas de opinión, con sociólogos que acudirán a los hogares de los elegidos en el muestreo estadístico.

Al principio se pensó que se podría llevar a cabo en los puestos de trabajo, pero los expertos han descartado la idea, teniendo en cuenta la gran cantidad de autónomos y de parados. Tampoco están definidos los conocimientos que se van a evaluar, ya que no se pretende detectar sólo la "sabiduría" necesaria para ocupar un puesto de trabajo.

También en la Universidad

Schleicher planea además otra prueba como PISA, pero para los estudios superiores. "Todos creemos que universidades como Harvard o Stanford son excelentes, pero ¿realmente lo sabemos?"

La mayoría de las clasificaciones que sitúan a las citadas universidades entre las primeras del mundo se basan en aspectos muy sectoriales, como la cantidad de científicos que salen de ellas, o el número de artículos que sus alumnos o científicos publican en las revistas especializadas.

Pero hasta ahora no hay una comparación "limpia" para evaluar la calidad de los estudios superiores en términos de medida internacional, según la OCDE.

Algunos expertos independientes sostienen que ambas ideas son muy ambiciosas, pues en las comparaciones que se realizan hasta ahora hay muchos intereses privados, y confían en que esta iniciativa pueda tener los mismos efectos que el estudio llevado a cabo entre escolares.

Una comparación diferente

Gracias a los resultados de PISA, en los que Alemania no salía bien parada -sobre todo en lo que se refiere a las oportunidades de estudio relacionadas con la procedencia social- el Gobierno federal y los länder alemanes han tomado varias inciativas, tras el debate social generado.

Varios estados federados han aumentado las horas escolares, se ha introducido un control único -una especie de selectividad a nivel nacional (antes cada colegio evaluaba por separado) al final del Bachillerato- y, sobre todo, se han creado universidades de élite para estimular la competitividad entre los centros de educación superior. La educación se ha convertido en uno de los temas estrella y más polémicos a todos los niveles políticos y sociales.

Acceso a página web de la OCDE con información sobre el Programa: http://www.oecd.org/document/57/0,2340,en_2649_34749_34474617_1_1_1_1,00.html

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.