El grupo Iberdrola destinará 200 millones de euros a construir una universidad corporativa con el objetivo de reforzar la formación de sus empleados, que recibirán dos millones de horas lectivas en los próximos tres años hasta 2009.

En un comunicado, la compañía informó de que este centro pretende 'ligar la formación a la estrategia de la compañía, convertirse en la columna vertebral del conocimiento de la empresa y aumentar la productividad de sus empleados '.

Para ello, invertirá 50 millones de euros en los próximos dos años para remodelar las instalaciones que posee en San Agustín de Guadalix, a 33,5 kilómetros de Madrid.

El campus, que pretende 'potenciar una cultura organizativa, abierta, dinámica dialogante y participativa ', tendrá una extensión de 150.000 metros cuadrados, de los que 31.000 se destinarán a áreas docentes.

La universidad corporativa estará integrada por un consejo científico formado por catedráticos 'de reconocido prestigio ' procedentes de diversas universidades, que asesorarán en el ámbito de la formación sobre temas científicos 'que tengan una vertiente práctica de especial relevancia para la empresa '.

Las nuevas instalaciones permitirán ampliar 'significativamente ' la formación anual a la ya que acceden los empleados de la compañía, un crecimiento que, según Iberdrola, se registrará en directivos, prevención de riesgos laborales, formación técnica especializada de los negocios, formación para desplazados y cursos de idiomas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.