Después de cuatro meses, Iberia hace responsables a 59 trabajadores del caos de julio en el aeropuerto de El Prat. La aerolínea opta por la suspensión de empleo y sueldo entre 16 y 60 días y evita los despidos.

Los sindicatos, que conocieron la medida antes de hacerse pública, sólo la recurrirán en parte.

El paro que vivió el aeropuerto de El Prat de Barcelona a finales de julio ya tiene por fin responsables. Tras concluir una investigación interna que se ha prolongado durante cuatro meses, la aerolínea de bandera ha decidido sancionar a un grupo de 59 trabajadores de su servicio de tierra (handling) en el aeropuerto catalán por invadir las pistas de aterrizaje en plena operación salida de las vacaciones de verano.

La empresa que preside Fernando Conte ha desechado los despidos como medida de castigo y ha optado por suspender de empleo y sueldo al grupo de trabajadores que durante más de 24 horas impidieron el normal funcionamiento del aeródromo. Dependiendo de su grado de implicación, la sanción variará de los 16 a los 60 días. En cualquier caso, los trabajadores llevaron a cabo faltas consideradas 'muy graves por la compañía '.

Del total de los 59 empleados, un total de nueve trabajadores permanecerán suspendidos de empleo y sueldo durante dos meses.

Se trata de los miembros del personal de tierra de Iberia que fueron detenidos por la Guardia Civil en el mismo lugar de los hechos, a los que se les imputa los delitos de 'sedición, desórdenes públicos, alteración del orden público y desobediencia a la autoridad '.

Este grupo de empleados deberá cumplir la sanción de manera inmediata, según explicó un portavoz de Iberia.

Otros 25 trabajadores han sido suspendidos durante 45 días de empleo y sueldo. La compañía ha utilizado los circuitos internos de televisión del aeropuerto para buscar a los responsables del caos de El Prat, que implicó el cierre al tráfico aeroportuario durante 24 horas y la cancelación de cientos de vuelos. La medida, que afectó a cerca de 100.000 particulares, se cobró posteriormente un total de 17.259 reclamaciones por pérdida de equipaje.

También otro grupo de 25 trabajadores ha sido sancionado, en este caso, por sabotear el material de la compañía aérea, que en algunos casos abandonaron a su suerte en de las pistas. Para estos trabajadores, la sanción se prolongará durante 16 días.

Fuentes de la aerolínea declinaron valorar la circunstancia de que, a pesar de la calificación de los hechos de julio como 'muy graves ', finalmente se hayan evitado los despidos. Un portavoz señaló que se ha tomado la resolución 'teniendo en cuenta el régimen interno de la empresa '.

El comité de empresa y la compañía consensuarán próximamente el cumplimiento de las medidas de castigo y serán previamente pactados con los afectados.

La huelga del personal de tierra de Iberia se produjo sin previo aviso después de trascender la decisión de AENA de retirare la concesión de handling en el Prat a favor de Flightcare (FCC), Globalia y Newco (Spanair).

Al margen de estas sanciones, 78 trabajadores del servicio de tierra de Iberia están imputados en una causa abierta por el juzgado número 1 de la localidad barcelonesa de El Prat para aclarar su participación en la invasión de pistas.

Una sanción condicionada por los convenios

La sanción decidida por Iberia contra los trabajadores que invadieron las pistas del aeropuerto de Barcelona ha sido sopesada largamente por la compañía. Por un lado ha debido de tener en cuenta la alarma social que produjeron los hechos, y además la consideración de recinto de máxima seguridad que tienen las zonas de vuelo.

En el otro lado de la balanza, la compañía ha tenido que atender la sensibilidad de los sindicatos mayoritarios de sus trabajadores de tierra, UGT y CC OO, que son los principales aliados del equipo directivo que encabeza Fernando Conte en una coyuntura laboral delicada. Hay que recordar que únicamente los 18.000 trabajadores de tierra tienen hoy convenio en vigor y sólo hasta el próximo mes de enero.

Los trabajadores de vuelo, pilotos y azafatas, llevan más de 24 meses negociando su marco de relaciones laborales y salariales con la compañía, sin que se vislumbre un acuerdo a corto plazo.

También hay que tener en cuenta que de los 59 trabajadores sancionados por los sucesos de El Prat, un 50% pertenecen a UGT, un 30% son de CC OO, y el resto a CNT y CGT. Oficialmente, UGT tachó de 'desproporcionada ' la sanción impuesta por Iberia, ya que considera que los empleados 'se manifestaron para defender sus puestos de trabajo '.

UGT y CC OO, sin embargo, desde el día que se produjeron los hechos de julio han exigido a Conte que no hubiera despidos. Las sanciones finalmente acordadas fueron comunicadas previamente a la dirección de los sindicatos. Ahora, los sindicatos recurrirán las sanciones, pero sólo las de los 25 empleados condenados a 16 días de suspensión de empleo y sueldo.

Ciberencuesta: ¿Qué opinas de la decisión tomada por Iberia con sus trabajadores después de los hechos de julio en el Prat? http://www.factorhuma.org/participa/ciberenquesta.php

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.