En su sexta edición, el Informe Cranfield-Esade no da lugar a concesiones, proponiendo una reflexión sobre el valor estratégico de los departamentos de RH. Entre otras cosas, descubre que las medidas de flexibilidad y conciliación no son tan prioritarias.

En su sexta edición, el Informe Cranfield-Esade no da lugar a concesiones, proponiendo, cuando menos, una reflexión sobre el valor estratégico de los departamentos de RH.

Desmitificando tendencias, más mediáticas que reales, descubre que las medidas de flexibilidad laboral y de conciliación ni son tantas, ni mucho menos prioritarias; aclara la supuesta feminización del departamento restringiéndola a segundos niveles, y reconoce el poder relativo de los directores de RR.HH., que siguen participando más en la implementación de las decisiones estratégicas que en su decisión.

Acceso a página web de Randstad, patrocinadora del Informe, donde puedes descargarlo: http://www.randstad.es/res/professionals/employer/informes

Publicado en el número 8 de la revista, de diciembre de 2006.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.