Trabajo prepara los cambios en los planes de estudio de FP. Se busca reponder más eficazmente a la demanda de las empresas. Las Comunidades Autónomas también ganarán mayor protagonismo en el acceso a los estudios.

La Formación Profesional (FP) está en plena ebullición dentro de un proceso de cambio que por fin parece arrancar. En 2002 se comenzó a elaborar el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, dividido en familias, que ya ha empezado a ver la luz, pero que no estará completo hasta 2008, asegura la subdirectora general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Soledad Iglesias. Pero ya están preparando, continúa, los títulos que habrá que obtener para conseguir esas cualificaciones. Los primeros se publicarán en abril, asegura Iglesias. También en los próximos meses, el Ministerio de Trabajo publicará el catálogo de certificados de profesionalidad para los trabajadores que acrediten el dominio de un oficio.

Este cambio de sistema, que pretende que la FP responda mejor a las demandas de trabajadores de las empresas, se cruza con la aplicación de la Ley Orgánica de Educación (LOE). Hace dos semanas se aprobó el real decreto cuya principal novedad es que multiplica las vías de acceso a la FP.

Para acceder a estas enseñanzas es necesario el título de enseñanza secundaria obligatoria (ESO), para las de Grado Medio, y el de bachillerato, para las de Grado Superior. Sin ellos, hay que hacer un examen que certifique que se tienen los conocimientos necesarios. Con el nuevo decreto, las comunidades autónomas podrán organizar un curso para preparar esa prueba y la nota del curso contará para el examen final. Además, los trabajadores que tengan el certificado de profesionalidad podrán evitar una parte de ese examen de acceso.

Módulos

Los títulos se dividirán, por otro lado, en distintos módulos. Algunos certificados de profesionalidad servirán para tener aprobado automáticamente algunos de ellos. Aprobarlos servirá para no tener que cursarlo si alguien se matricula en otra titulación. El nuevo decreto también permite cursar módulos sueltos, incluso a las personas que no tengan la titulación previa ni hayan superado la prueba de acceso. Eso sí, se les exigirá si después de aprobar todos los módulos de una enseñanza desean obtener el título.

También se recoge el texto legal la formación profesional a distancia, una vía hasta ahora poco explotada y siempre con un carácter "semipresencial", asegura Soledad Iglesias. En general, todas estas iniciativas, continúa, pretenden fomentar y facilitar la formación continua. Por eso, otra de las principales novedades es que se ofrecerán cursos de especialización para que los titulados puedan reciclar sus conocimientos.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.