Los empleados podrán elegir que parte de su sueldo sea retribución variable a la carta –seguro de salud, ayudas familiares, descuentos y productos financieros- lo que supone un incremento del 15% del salario medio de la empresa.

BBVA ha presentado un plan de retribución variable que se implantará durante 2007 para todos los empleados de la compañía.

Se trata de un conjunto de ventajas y beneficios que cada trabajador puede adaptar a sus condiciones personales y familiares y se integra en la política retributiva flexible que lleva a cabo el área de recursos humanos de la empresa.

El paquete de descuentos, seguros, acciones ayudas familiares y productos financieros, entre otros supondrá un incremento sustancial del salario medio.

Según explicaron Ángel Cano, director de recursos y medios, y Juan Ignacio Apoitia, director de recursos humanos, ambos del BBVA, durante la presentación pública en Madrid de este nuevo sistema de retribución, la iniciativa es pionera en España dado su carácter global y el elevado número de productos que ofrece.

El empleado puede elegir cómo quiere recibir su retribución anual, bien dineraria, bien una parte efectivo y otra de productos y servicios que tienen tratamiento fiscal ventajoso. El plan incluye tres familias de productos que puede elegir y cambiar el trabajador, mediante la intranet de la compañía en cualquier momento, en función de sus necesidades personales y familiares.

Así, la iniciativa cuenta con el seguro médico BBVA salud, tickets guardería, variable en acciones BBVA y tarjeta restaurante BBVA. A esto se suma un catálogo de productos y servicios con descuento: el programa Pensamos en ti (descuentos en reserva de hoteles, compra y alquiler de vivienda, reserva de coches de alquiler o compra de billetes aéreos), el programa BBVA Salud, que contempla ayudas para mejora de calidad de vida –post embrazo, teleasistencia, ayuda a domicilio, residencias y centros de día para la tercera edad- y BBVA Seguros, que ofrece descuentos de entre el 4 y el 15 por ciento.

En palabras de Cano, "cada empleado elige qué parte de su salario quiere invertir en estos productos” y puntualizó que “en una familia tipo de cuatro miembros con un hijo en edad preescolar (0-3 años), esta opción supondría un incremento dinerario del 15% del salario medio de la compañía, de 40.000 euros".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.