El Club de Excelencia en Sostenibilidad ha editado una guía que establece cinco aspectos básicos que se deben seguir para introducir la metodología y trasladar el modelo de la RSC a las pymes.

La responsabilidad social corporativa (RSC) no se circunscribe exclusivamente a las grandes empresas. El Club de Excelencia en Sostenibilidad, que agrupa a 23 grandes empresas españolas, acaba de editar la Guía para la Implantación de la Responsabilidad Corporativa en la Pyme, cuya principal novedad es un cuestionario de autoevaluación de las prácticas de sostenibilidad.

La guía establece cinco aspectos básicos que se deben seguir para introducir la metodología y trasladar el modelo de la RSC a las pymes, como buscar el compromiso de la dirección, desarrollar un programa e indicadores específicos, realizar un seguimiento, desarrollar una estrategia de comunicación elaborando informes de responsabilidad corporativa, y revisar y mejorar el modelo continuamente. El cuestionario de autoevaluación tiene por objeto facilitar a las empresas la creación de una herramienta de seguimiento y análisis de su evolución, y que permite conocer los puntos fuertes y débiles de la estrategia y elaborar un Plan de Mejora.

Las empresas del Club, entre las que se encuentran Adecco, Siemens, Cepsa, Endesa, La Caixa, Telefónica Móviles, Iberdrola o Unión Fenosa, entre otras, pretenden, como asegura Juan Alfaro, secretario general de esta organización, “volcar la experiencia de las grandes corporaciones en materia de RSC a las pymes”.

Según el presidente de Adecco España, Enrique Sánchez, “la RSC en Adecco no es una herramienta de márketing, sino una forma de comportarnos desde que la empresa se adhirió al Global Compact en el año 2003. Ese mismo año una sombra de fraude en materia de responsabilidad social y buen gobierno cubrió a la compañía debido al retraso de la presentación de las cuentas de resultados, y al contexto empresarial que se estaba viviendo en ese momento” –caso Enron, Parmalat, etc.–.

Esta situación produjo en la empresa pérdidas millonarias provocadas por “la bajada en las acciones de la compañía y la pérdida de confianza”, indicó Sánchez. A partir de ahí, se llevó a cabo un cambio sustancial en la forma de gobierno y se siguió una estrategia de recuperación de la posición perdida incluyendo sistemas de control adicionales, consejeros independientes, formación continua para empleados, mejoras de la metodología y el reporting.

Toda esta estrategia ha culminado en la creación de la Fundación Adecco, que en los últimos años ha facilitado el acceso al mercado laboral a colectivos con dificultades para encontrar trabajo como discapacitados, mayores de 50 años, mujeres víctimas de malos tratos y exdeportistas.

Acceso a Club de Excelencia en Sostenibilidad: http://www.clubsostenibilidad.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.