Patronal y sindicatos han sellado el preacuerdo con el que renuevan para 2007 el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC), en el que los agentes sociales vuelven a apostar, un ejercicio más, por la moderación salarial.

Patronal y sindicatos sellaron hoy el preacuerdo con el que renuevan para 2007 el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC), en el que los agentes sociales vuelven a apostar, un ejercicio más, por la moderación salarial.

Así, CC.OO., UGT y CEOE-Cepyme recomiendan a sus negociadores de convenios que determinen los incrementos salariales en función del objetivo de inflación para 2007 (2%), el reparto negociado de la productividad y la inclusión de cláusulas de revisión salarial. Este modelo, alegan en el texto, resulta apropiado para evitar 'espirales inflacionistas nada deseables '.

Patronal y sindicatos, que llevan suscribiendo este acuerdo seis años consecutivos, señalan que la incorporación en los convenios colectivos de cláusulas de revisión salarial no debe 'truncar ' el objetivo de moderación salarial, por lo que tomarán como referencia el objetivo de inflación, el IPC real y el incremento salarial pactado en el convenio.

El preacuerdo, de 61 páginas, fue suscrito esta mañana por los secretarios generales de CEOE y Cepyme, Juan Jiménez Aguilar y Elías Aparicio, y los responsables de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Toni Ferrer, respectivamente.

Los firmantes someterán ahora este texto a ratificación en sus respectivos órganos de dirección y, posteriormente, el próximo 6 de febrero, los máximos dirigentes de las centrales sindicales y empresariales, José María Fidalgo, Cándido Méndez, José María Cuevas y Jesús Bárcenas, suscribirán el acuerdo en un acto que podría tener como escenario el Consejo Económico y Social (CES).

El ANC 2007, que se estructura en nueve capítulos, da continuidad a los criterios recogidos en los acuerdos anteriores, al tiempo que incorpora los resultados del proceso de diálogo social desarrollado el pasado año. Según cálculos sindicales, este año tendrán que negociarse más de 4.500 convenios, con efectos sobre 10 millones de trabajadores, cifras muy parecidas a las de 2006.

En el texto, patronal y sindicatos reivindican la negociación colectiva como el 'espacio natural ' para ejercer su autonomía colectiva, al tiempo que destacan los beneficios que han tenido los sucesivos acuerdos de negociación colectiva sobre el crecimiento económico, el poder adquisitivo de los salarios y la creación de empleo.

DESEQUILIBRIOS E INCERTIDUMBRES ECONÓMICAS.

En lo que respecta a la evolución de la economía española, las organizaciones sindicales y empresariales reconocen la 'buena coyuntura ' de la misma, pero advierten de la existencia de una serie de desequilibrios cuya corrección creen que debe abordarse ahora que el ciclo es favorable.

Entre estos desequilibrios citan el modelo de crecimiento económico, poco productivo, el elevado precio de la vivienda, la falta de competitividad, el 'abultado déficit comercial ' y el 'permanente diferencial de crecimiento de los precios '. En este sentido, aseguran que la productividad es el factor más relevante para sostener el crecimiento económico a medio y largo plazo.

Asimismo, advierten de la posible desaceleración en el ritmo inversor de la construcción y del previsible aumento del precio del dinero como 'elementos de incertidumbre ' que pueden dificultar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El principal objetivo del acuerdo es ofrecer una visión compartida por los agentes sociales sobre la necesidad de impulsar la competitividad de la economía española, a fin de afrontar en mejores condiciones los cambios producidos por la ampliación europea, los procesos de liberalización del comercio mundial, la coyuntura económica y sus efectos en el empleo.

El acuerdo estará vigente durante 2007. En el supuesto de que en 2008 se mantengan las principales variables de la economía en materia de crecimiento y empleo, las partes firmantes procederán a la prorrogar el acuerdo un ejercicio más.

IMPULSO A LOS CONTRATOS FIJOS.

El ANC 2007 aboga por realizar un esfuerzo permanente en materia de educación, formación y cualificación profesional como factor imprescindible para reforzar la inversión en aquellos factores capaces de propiciar un cambio en el modelo de competitividad, incidiendo de forma más adecuada sobre la mejora del valor añadido y menos en el ajuste permanente de los costes.

El acuerdo hace suyos los valores de la reforma laboral para impulsar la contratación indefinida inicial, la transformación de contratos temporales en fijos, la adopción de fórmulas que eviten el encadenamiento injustificado de contratos temporales y el fomento de contratos a tiempo parcial indefinidos.

En materia de contratación y subcontratación de actividades, el texto recoge las novedades introducidas en esta materia por la reforma laboral, como son el libro registro, la coordinación entre los representantes de los trabajadores o el uso de locales por la representación de los trabajadores.

En cuanto al tratamiento en los convenios colectivos de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el ANC 2007 reitera los criterios incorporados en anteriores acuerdos, al considerar que éstos se acomodan a los contenidos previstos para la negociación colectiva en la ley de Igualdad, actualmente en tramitación parlamentaria. En este punto, los firmantes se comprometer a analizar en el seno de la Comisión de Seguimiento del ANC la aplicación de los contenidos de dicha ley.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.