Ver a una mujer ocupando un cargo empresarial de alta responsabilidad sorprende cada día menos. Sin embargo, las cifras todavía son muy penosas. Una investigación realizada en EEUU refleja la baja representación femenina en los puestos ejecutivos.

Ver a una mujer ocupando un cargo empresarial de alta responsabilidad sorprende cada día menos. Sin embargo, las cifras todavía son muy penosas. Una investigación realizada por varios profesores de la Tuck School of Business refleja la baja representación femenina en los puestos ejecutivos.

Una vez analizados los principales niveles jerárquicos de 1.000 de las compañías más grandes con sede en EE UU, se demostró la total ausencia de mujeres en el 48% de los casos, siendo su presencia en el resto de las compañías poco significativa. Sólo el 7,2% de las organizaciones contaban con más de dos mujeres en puestos directivos y únicamente el 2,6% con más de tres.

En España los números son igual de desalentadores. Según los datos proporcionados por el Instituto de la Mujer en el ejercicio de 2005, sólo el 5,41% de los directivos de las empresas que componen el Ibex 35 eran mujeres. Además, la situación empeora si se analizan otros cargos de responsabilidad, como vicepresidentes o consejeros, ya que en estos casos la cifra no superaba el 3%.

'Considero que las mujeres, en general, lo tenemos más complicado que los hombres para ocupar puestos de alta responsabilidad, porque la sociedad todavía no está preparada para ello. Las buenas intenciones están ahí, pero todavía cuesta mucho ', asegura Ana María Plaza, directora de finanzas de la multinacional española de tecnologías de la información Telvent.

¿Qué aporta una mujer a un consejo directivo? 'Creo que las mujeres tenemos más sentido común y aportamos un mayor equilibrio. Además, damos una visión más amplia y más humana de las cosas ', señala la directora de finanzas de Telvent.

Conciliación

La dificultad existente para conciliar la vida profesional y la personal es quizá una de las razones por las que muchas veces las mujeres no están en los consejos directivos de las empresas. Es cierto que tanto las mujeres como los hombres tienen que renunciar en ocasiones a algunas cosas por motivos laborales; sin embargo, 'las mujeres suelen tener sus prioridades mucho más claras ', afirma Plaza.

Los expertos señalan que las nuevas tecnologías permiten una mayor movilidad y tener acceso al trabajo desde cualquier punto. No obstante, la globalización e internacionalización de las empresas hacen que los viajes sean cada vez más frecuentes y que sea necesario estar en contacto con personas de otros países que tienen horarios distintos. El tiempo de ocio y descanso se reduce en muchas ocasiones para los altos cargos ejecutivos.

'Lo que falta en este aspecto es un cambio de mentalidad. Se pasan muchas horas en la oficina y lo que hay que hacer es tender al cumplimiento de objetivos, pero aún así es complicado ', declara la directiva de Telvent.

Previsiones

El futuro no se augura muy favorable. Basándose en esta investigación, los autores americanos estiman que la proporción de mujeres directores generales sólo llegará a 4,9% en el 2010 (el nivel actual es de 1,7%) y a 6,2% en el 2016. Subrayan el hecho de que aunque el 6,2% representa más del triple del porcentaje actual, esto parece menos impresionante si se considera que en 2016, habrán pasado 40 años desde que las mujeres empezaron a acceder a los puestos directivos.

El comité de dirección, mejor mixto

El estudio de la escuela americana sobre los obstáculos que hay para el ascenso de las mujeres a puestos de responsabilidad establece que los sectores de actividad constituyen un factor de gran importancia e influencia.

Según el informe, algunas cifras son más predecibles, como la baja representación de mujeres ejecutivas en sectores como los transportes por carreteras (que cuenta solamente con un 3,8%) y un porcentaje más elevado en las industrias cosméticas (en el que los número alcanzan el 13,4%).

Otros sectores son considerados por los elaboradores del análisis como algo más sorprendentes: el sector informático cuenta con un 13,4% de mujeres en sus puestos más elevados. Por otro lado, en el caso de los proveedores de automóviles la cifra es 15,7% y en las empresas de fabricación de muebles se reduce hasta el 4,2%.

Ana María Plaza, responsable de finanzas de Telvent, señala que en el ámbito de las finanzas, la banca y la bolsa se ven cada vez más mujeres ocupando puestos directivos. 'En esta empresa, el 75% de la plantilla son ingenieros y es cierto que en este sector predominan los hombres. Pero en el comité de dirección hay muchas mujeres ', declara.

La responsabilidad de favorecer la igualdad entre hombres y mujeres dentro del entorno empresarial es de todos. Plaza asegura que la sociedad es la que debe ir evolucionando y de esta manera se podrán obtener logros mayores.

'No creo que los porcentajes de mujeres en los puestos de responsabilidad deban estar impuestos por la ley. Pienso que es una tendencia que va cambiando y no se puede hacer de la noche a la mañana. La responsabilidad es general ', concluye la directiva de Telvent.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.