Los directivos y los responsables de recursos humanos deben motivar a sus empleados para que se comprometan con la organización. Para conseguir un mayor rendimiento de la plantilla, la base operativa debe sentirse que forma parte del proyecto empresarial.

Contar con trabajadores que se sientan cercanos a la organización a la que pertenecen es fundamental. Los directivos y los departamentos de recursos humanos tienden a aunar fuerzas en pro de este objetivo que, según los expertos, aporta valor añadido e incrementa el rendimiento y la motivación de los empleados. Un informe del Instituto de Formación Avanzada (Infova), firma especializada en formación y desarrollo de directivos y equipos comerciales de empresas, establece algunas de las fórmulas para que los altos mandos empresariales creen los vínculos de compromiso necesarios entre los empleados y la organización.

Una elección

La primera idea que desgranan los expertos es que esta situación de compromiso es una actitud, que deriva de una serie de comportamientos. Y como toda actitud constituye una elección. Desde Infova aseguran que las empresas se preocupan cada día más por crear estos vínculos positivos entre los trabajadores y la organización. Además la formación empresarial con este fin ha cambiado con el tiempo. Según el estudio, las primeras acciones de formación de este tipo tenían como principales destinatarios a los directivos. Sin embargo, con el tiempo se ha visto que éstos ya tenían un alto grado de compromiso con su empresa y no tanto aquellos que les reportan, es decir, la base operativa. Por ello, en la actualidad resulta necesario que sean los mandos superiores quienes motiven y hagan encajar a sus colaboradores en el seno de la compañía.

Gonzalo Martínez de Miguel, director general de Infova, señala que 'nuestro trabajo como directores de personas no consiste en comprometer a los trabajadores, sino en crear las condiciones para que ellos elijan hacerlo. Cabe la posibilidad de que se creen las mejores condiciones para lograrlo y los colaboradores no respondan, pero no es lo normal, ya que los humanos tendemos a manifestar un comportamiento reactivo ante los estímulos que recibimos '.

Cómo actuar

Las compañías se empiezan a dar cuenta de que existe la necesidad de que los empleados se sientan parte del proyecto empresarial. 'Hay que crear cercanía, celebrar los éxitos con el equipo, permitir que todos se sientan partícipes de ellos y hablar de 'nosotros ' ', declara Martínez de Miguel.

Los expertos aconsejan a los directivos que se remanguen, que bajen la guardia y abandonen con frecuencia las moquetas y los aires acondicionados y estén con el resto del grupo como uno más. Ademas, crear una sensación de reto, que tiende a extraer lo mejor de cada uno y proyectar a los trabajadores hacia el futuro de la empresa, también son aspectos claves.

La relación del profesional y su empresa es importante, pero no se deben olvidar cuestiones como la vida privada, la familia, la salud y el desarrollo personal. 'El equilibrio entre la vida pública y privada, además de deseable por todos, es la base del mejor rendimiento a largo plazo ', afirman en Infova.

Acceso a Infova: http://www.infova.es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.