El Ministerio de Trabajo ofrecerá subvenciones a las empresas que vayan al extranjero a formar a su mano de obra. Éstas deberán cumplir unos requisitos, como formar a los trabajadores en el país de origen y contratar al 60% de los trabajadores que formen.

El Ministerio de Trabajo tiene previsto aprobar este mes un programa de ayudas económicas para las empresas que tengan problemas para encontrar mano de obra y decidan ir al extranjero a formar a los trabajadores que necesiten, según explicó ayer el secretario general de Empleo, Antonio González.

Las empresas que reciban estas subvenciones deberán invertirlas en pagar la formación de los extranjeros cuando aún están en su país de origen.

Según recoge la Orden Ministerial que regulará estas ayudas, la empresa que se acoja al programa deberá -además de financiar los cursos formativos en origen a través de empresas de formación del país en cuestión-, comprometerse a contratar al 60% de los trabajadores formados.

Las autoridades del país harán una preselección de los trabajadores que participarán en los cursos. Luego, una vez haya terminado el curso de formación, los encargados de escoger al 60% que serán contratado serán: un representante de la Administración Local del país, uno de la Administración española y un representante de la empresa.

Las empresas de trabajo temporal (ETT) esperan poder entrar en este mercado, ayudando a las empresas en los procesos de selección y realizando tareas de intermediación entre la empresa cliente y las autoridades de los países de origen.

Según fuentes de la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal (Agett), la entrada de estas compañías en los procesos de formación y, sobre todo, de selección, abarataría los costes de la empresa, ya que estas ETT tienen presencia en la mayoría de los países donde se acudirá a dar los cursos formativos, con lo cual los responsables de las empresas no tendrán que trasladarse allí.

El secretario general precisó que estas ayudas, que no tendrán un coste muy elevado, se financiarán con cargo al presupuesto de políticas activas de empleo.

El crecimiento de los fijos se mantiene

El secretario general de Empleo, Antonio González, avanzó ayer que los contratos indefinidos firmados en enero supusieron el 15,5% del total de la nueva contratación de dicho mes. Este porcentaje es cinco puntos mayor al registrado en enero del año anterior, cuando aún no estaba vigente la reforma laboral. Si bien, es algo menor al porcentaje registrado en diciembre pasado (17%). Antes de participar en una jornada organizada por la Asociación Estatal de Empresas de Trabajo Temporal (AETT), González también adelantó que el paro subió en enero menos que en enero de 2006.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.