50 empresas españolas firmantes del Pacto Mundial de la ONU no han presentado la memoria anual que requiere la adhesión al acuerdo. De los informes presentados, el 47% alcanza un nivel bueno en cuestiones como la sostenibilidad y los derechos humanos.

Ser una de las empresas firmantes del Pacto Mundial de las Naciones Unidas da prestigio, pero implica algunos compromisos. Entre ellos, el de presentar, una vez que se cumplen dos años desde la adhesión, un informe sobre los progresos conseguidos en referencia a los diez principios del Pacto respecto a la conducta y acción en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

A fecha de ayer, una vez concluido el periodo de gracia de 45 días concedido a las compañías que no presentaron sus informes de progreso a 31 de diciembre de 2006, eran 50 las empresas españolas que pasaron a la situación de inactivas, lo que les impide utilizar el logotipo del Global Compact o el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y no pueden participar en las actividades que esta organización lleve a cabo.

Entre las 50 empresas que han incumplido el compromiso de remitir al Pacto Mundial un informe con los avances realizados en los diez principios suscritos figuran Barceló, Borges, Puig, Enresa, F.C. Barcelona, González Byass y Campofrío.

En la lista de empresas inactivas, que puede consultarse en la página web del Global Compact, (www.unglobalcompact.org/communicatingprogress/inactive_participants.html), también aparecen Yanes, Jazztel, Miguel Torres, Omega Capital, Philips Ibérica, Sáenz Merino, Seur, Sniace y Vives Vidal, entre otras.

Además, 27 empresas u organizaciones firmantes del Pacto aún no han remitido ningún informe con los progresos alcanzados en las áreas de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y lucha contra la corrupción. Sin embargo, éstas aún no han cumplido el plazo de dos años desde su adhesión, con lo que aún están a tiempo de hacerlo, como las 267 que ya han remitido sus informes.

Transparencia

Son algunos de los datos ofrecidos ayer por el presidente de la Asociación del Pacto Mundial en España (Asepam), Salvador García-Atance, quien señaló que han diseñado una herramienta de ayuda para que las organizaciones adheridas al Pacto puedan elaborar de manera sencilla sus informes. El modelo se basa en una serie de cuestiones que, dependiendo del tamaño y la actividad de las empresas, oscila entre 29 preguntas y 52 indicadores y 45 preguntas y 83 indicadores.

Sobre el nivel de transparencia de los informes de progreso presentados, es decir, sobre el grado de aportación de información en el desarrollo de los contenidos por cada uno de las cuestiones e indicadores de los diez principios, así como la documentación facilitada para respaldarlos, en una escala de buena, media, baja el 47% de las empresas ha conseguido alcanzar un nivel bueno.

En cuanto al de implantación de los principios, medido en función de las políticas, personas responsables, acciones concretas llevadas a cabo y la medición de resultados y comunicación de los mismos, la mayoría de empresas tienen un nivel medio.

Pese a los análisis realizados, García-Atance recordó ayer que Asepam no es una auditora, 'sólo un instrumento de transparencia sobre lo que cuentan las empresas '. Todos los informes de las empresas que los han enviado son públicos y pueden consultarse tanto en la web del Global Compact como en la de Asepam (www.pactomundial.org).

Según cifras publicadas por la oficina de Global Compact en Naciones Unidas, España, por medio de Asepam, ha logrado situarse a la cabeza de las redes de mayor tamaño en el número de informes publicados, seguida por Estados Unidos y Francia.

Además, el Pacto Mundial en España es la única red que cuenta con una herramienta informática para facilitar la elaboración del informe de progreso usando unos parámetros de medición del progreso que facilita su uso a las empresas y permite la comparación de los mismos.

Un formato para remitir los informes

Las empresas firmantes del Pacto Mundial que han enviado su informe de progreso lo han presentado de dos formas distintas. Unas entidades han utilizado un formato libre, remitiendo una memoria de sostenibilidad o un documento específico en el que explican lo que hacen en relación al Pacto Mundial. El resto, que representa el 86% de los informes, se ha presentado utilizando la aplicación informática diseñada por Asepam. Gracias a ella, los informes de las empresas son más comparables y se ha podido, por tanto, extraer algunas conclusiones acerca del nivel de transparencia, de implantación y de desarrollo de determinados aspectos de los diez principios en materia de derechos humanos, derechos laborales, derechos medioambientales y de lucha contra la corrupción.

Acceso a la página web del Pacto Mundial en España, con acceso a los informes: http://www.pactomundial.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.