Las diferencias económicas y legislativas en zonas geográficas muy próximas y la obsesión por la formación son algunos de los factores que influyen en la gestión de personas en China.

Esta semana, veinte directoras de recursos humanos se sumergieron en la cultura china sin moverse de Madrid, en el segundo encuentro organizado por la consultora de recursos humanos Psicosoft para este colectivo en el Hotel Ritz. Alain Rauh, ex director general de Flamagas y Chupa Chups en el país asiático que ya planea su vuelta a España, pilotó este viaje a la gestión de recursos humanos en un país que, pese a la implantación de algunas multinacionales españolas, continúa despertando sorpresa. Aunque Rauh intentó quitarle importancia al asunto porque, "después de cinco años te vas acercando a las personas y descubres que al final todos somos seres humanos".

Rauh desveló algunos de los secretos de la gestión de personas, una tarea nada sencilla a juzgar por los movimientos de profesionales expertos en este área que cambian de puesto en el país asiático, la mayoría empujados por sueldos astronómicos impensables en Europa para la misma categoría. Añadió que uno de los alicientes de trabajar en recursos humanos es la flexibilidad que hay para implantar nuevas políticas porque "los empleados asumen el cambio sin protestar".

A lo largo de su ponencia, explicó que los empleados chinos, obsesionados por la formación, consideran incorporarse a una multinacional como un privilegio que acogen como una oportunidad para su desarrollo. "Pueden llegar a trabajar entre diez y once horas diarias durante treinta días al mes. No le dan tanta importancia al ocio como en Occidente".

El ex director de Flamagas en China señaló en su intervención las diferencias económicas tan acusadas que existen dentro de la misma área geográfica, "hasta de quince veces entre la zona más rica y la más pobre". Lo mismo sucede en materia legislativa: "En Shangai, las retenciones por seguros sociales suponen en 37 por ciento del sueldo, un porcentaje que difiere incluso dentro de la misma ciudad en función del puesto y del contrato", afirmó.

De un vistazo

-Población: 1.300 millones de habitantes.
-Idioma: chino mandarín y 205 lenguas vivas.
-El 80 por ciento de la población vive bajo el umbral de la pobreza.
-El estatus es crítico en las presentaciones, que son muy protocolarias.
-La identidad viene dada por su familia por la que hacen lo que sea.
-Un director de recursos humanos gana hoy doscientas veces más que hace diez años.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.