La empresa Lavola ha construido en Manlleu el edificio de oficinas que ha sido considerado el más respetuoso con el medio ambiente en Catalunya. Sus promotores han pretendido que fuera una construcción eficiente desde el punto de vista energético.

Sus promotores han pretendido que fuera sobre todo una construcción eficiente desde el punto de vista energético y que sirviera para evitar el derroche de recursos naturales. No querían inventos,sino compatibilizar las soluciones que aportan la arquitectura y la ingeniería para ahorrar energía, reducir las emisiones de gases invernadero y contribuir a mitigar el calentamiento global. El resultado es un edificio que consume un 60% menos de energía que otro convencional.

"El criterio era echar mano de todos los elementos que ya están en el mercado, siempre que fuera posible técnica y económicamente", dice Pere Pous, director general de Lavola . La empresa, creada en 1981, elabora proyectos y presta servicios de asistencia técnica en materia de medio ambiente, y quería por eso ser la primera en dar ejemplo.

El edificio se ha convertido en un catálogo de aplicaciones prácticas para sacar todo el provecho a los recursos naturales y mejorar el confort laboral. Y el listado es muy extenso: en la fachada sur se ha construido un invernadero, que en invierno calienta el aire que sirve para ventilar las oficinas. Las paredes se han hecho con piezas prefabricadas de gran poder aislante a base de capas de hormigón y lana de roca natural con una cámara de aire ventilada exterior. En la azotea se han colocado dos placas solares fotovoltaicas que producen el equivalente al 10% de la electricidad consumida, así como captadores solares térmicos para producir agua caliente sanitaria. Asimismo, complementa el repertorio el sistema integrado de climatización, iluminación de alta eficiencia, ascensor de bajo consumo, pinturas de base acuosa o las maderas con certificación ecológica.

Y, de la misma manera, en el subsuelo se ha construido un depósito para el agua de lluvia, que se emplea en los inodoros y también para regar la cubierta vegetal. Es éste otro ejemplo más de adaptación a unos tiempos en que se anuncia un cambio climático, "pues lloverá pocas veces pero caerá más agua en poco rato". Y se resentirán las reservas de agua, recuerda Bet Font, directora del área comercial e innovación de Lavola. En un edificio de oficinas convencional se consumen entre 30 y 70 litros por persona y día, mientras que aquí el gasto es de 11 litros por cabeza.

También se ha prestado atención a la descontaminación del aire interior para evitar el síndrome del edificio enfermo y extraer el el aire enrarecido. Sin embargo, "gastamos energía para renovar el aire sólo en la medida en que es realmente necesario", dice Pous. En el caso de la calefacción, la solución elegida ha sido usar como fuente de calor el gas natural, que calienta un circuito de agua (por tierra radiante). No hubo mejor opción porque no se puede calentar toda el agua de calefacción con captadores solares, pues en la comarca de Osona no siempre hay suficiente radiación, y abundan las nieblas.

El coste de la inversión ha sido de 1,3 millones de euros; y como se han construido 1.300 m2,eso significa un promedio de 1.000 euros porm2."Hemos creado un edificio austero y funcional. Por ejemplo, hemos preferido tener un intercambiador de calor, para que cuando se renueve el aire de ventilación en invierno no se pierda ese calor, que gastarlo en lujos", dice Bet Font.

Toda la obra ha supuesto introducir cambios de concepto en la construcción: los albañiles desconocían los techos prefabricados, aunque permiten una obra más limpia y segura; los carpinteros han empezado a oír hablar de maderas certificadas, y los pintores tuvieron que cambiar de productos. La empresa ha querido ser coherente con el compromiso social que predica: "La mayor parte de la inversión ha ido a la localidad: a bolsillos de Manlleu", dice Pere Pous.

Acceso a página web de Lavola: http://www.lavola.com

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.