El Congreso de los Diputados plantea que las administraciones intervengan en una de las materias propias de las compañías y, por extensión, de la negociación colectiva como es la duración de la jornada laboral.

Los diputados pretenden que las “Administraciones Públicas controlen las horas de trabajo” también en el sector privado. Con este fin, proponen al Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos “el establecimiento de mecanismos que permitan mejorar la vigilancia y el control efectivo de la legalidad en relación al tiempo de trabajo”. Se trata “de evitar los efectos perversos del cómputo anual de la jornada laboral, por ejemplo, estableciendo la obligación de acuerdo o autorización administrativa previa en las modificaciones horarias, excesos de jornada y horas extras”.

Así se recoge en las recomendaciones hechas por el grupo de diputados que, dentro de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso de los Diputados, ha estudiado desde noviembre de 2005 la ordenación y la adecuación del tiempo de trabajo en España.

Hoy en día no hay más control administrativo de la jornada que el de la Inspección de Trabajo y, para ello, necesita tener una denuncia.

La recomendación de los partidos políticos contrasta claramente con las directrices que la patronal CEOE acaba de hacer a las empresas en su Circular para la Negociación colectiva de este año. Así, la confederación recomienda que no admitan otra negociación de la jornada laboral que no sea la que tenga carácter anual.

Con ello, los empresarios quieren ganar flexibilidad en la distribución del tiempo de trabajo para adaptarse mejor a la evolución de la oferta y la demanda, y no dejarse atrapar en la rigidez del horario semanal, en la que, sobre todo UGT, tiende a acercarse a las 35 horas.

Sin embargo, el Congreso insiste en contradecir a CEOE y dice que las Administraciones Públicas “deben promover el acercamiento al horario europeo, y tomar el Plan Concilia [lanzado por el Gobierno entre sus funcionarios] como referente y extenderlo a todos los ámbitos”. En la misma Circular para la Negociación Colectiva, que adelantó EXPANSIÓN el pasado día 22, la patronal recuerda al Gobierno que “no hay ningún modelo europeo de jornada laboral”, porque cada país de la UE, y cada empresa, tienen sus propias circunstancias.

La Subcomisión de Trabajo y Asuntos Sociales, que ha elaborado el informe plantea que “hay que estudiar fórmulas que generen una jornada laboral más productiva, así como mecanismos de compensación horaria para el cumplimiento de la jornada mensual y semanal”.

Los diputados recalcan que en España está muy extendida entre las empresas la idea de que estar muchas horas en el puesto de trabajo es “un valor laboral”, cuando en realidad, según el informe, eso no significa ser más productivo. Entre otras cosas, “dificulta que los trabajadores/as puedan compatibilizar la producción con la vida familiar y personal”.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.