Los nuevos socios de la Unión Europea han afectado a la compatitividad de las pimes catalanas, que tienen que hacer frente a un gran número de trámites administrativos no productivos.Esto se traduce en un 1,4% de pérdida de la producción anual.

Las pymes catalanas han de dedicar el doble de esfuerzo que sus competidoras estonias, lituanas y letonas a papeleo y otros trámites no productivos. Esta diferencia se produce porque la plantilla media de las pequeñas compañías catalanas, cuatro personas, es la mitad de la de estos nuevos socios de la Unión Europea (UE), que, a su vez, son los que tienen un tejido empresarial más parecido al catalán. Todo ello se traduce en la pérdida del 1,4% del total de la producción anual frente al 0,6% a 0,7% de las economías bálticas.

Estos datos surgieron ayer a raíz de la presentación del Anuario de la pime catalana 2006, presentado por Pimec. El presidente de esta patronal, Josep González, destacó la competencia que suponen los países que se incorporaron a la Unión Europea (UE) en el 2004 y que, especialmente, los tres tigres bálticos que "son más competitivos en industria, comunicaciones y comercio".

En esta línea, Albert Roca, director de Economía y Política Empresarial de Pimec, destacó la importancia de las empresas surgidas de la exteriorización de actividades no estratégicas por compañías de mayor tamaño. "Los servicios a las empresas son la nueva industria de Europa" y es uno de los ramos, junto con la hostelería y la restauración, en las que las pymes catalanas son más competitivas que las alemanas, dijo Roca que, en breve, se integrará en el equipo del conseller de Innovació, Universitats i Recerca, Josep Huguet.

MANTENIMIENTO Y CONSULTORÍA

En grupo con potencial se incluyen desde el mantenimiento o limpieza hasta la consultoría de arquitectura e ingeniería y de recursos humanos, así como la publicidad. Roca alertó del riesgo que existe de una segunda ola de deslocalizaciones en los próximos años, similar a la que se vivió en la industria, si las políticas públicas no son capaces de adaptarse a la nueva realidad europea tras la ampliación de la UE. Las grandes centrales de servicios buscan entornos que ofrezcan mejores niveles de rentabilidad, recordó Roca.

El directivo de Pimec se felicitó de que el nuevo impulso dado al acuerdo estratégico para la competitividad en Catalunya incorpore la simplificación de trámites administrativos. En este sentido destacó la importancia de que "el entorno se adecue a las características de las empresas de su territorio" para competir en un mercado muy globalizado. Para mantener la competitividad de los segmentos de actividad con más potencial, Roca abogó por "aumentar las ventas y las exportaciones, mejorar la planificación, cooperar entre pymes para repartir costes y adaptar los convenios colectivos a la realidad de las pequeñas y medianas empresas, que tienen más costes que las grandes empresas". González subrayó que países como Lituania, Estonia y Letonia tienen ventajas respecto a Catalunya como "un alto nivel de formación, una excelente red ferroviaria y fondos estructurales europeos" como los que España dejará de recibir.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.