El desencuentro entre la ministra y los profesionales sanitarios ha aumentado tras la aprobación del Real Decreto que regula las condiciones laborales de los residentes y la lentitud con la que Sanidad aborda el problema de la falta de especialistas.

Elena Salgado se reúne hoy con los consejeros de salud para debatir algunos de los asuntos pendientes de la sanidad española, con la propuesta ministerial para elaborar un registro nacional de profesionales. 'Es un nuevo desaire de la ministra Elena Salgado a los facultativos y enfermeros. Los problemas de los sanitarios se acumulan y la ministra da la callada por respuesta. Queremos que nos reúna en el Foro Marco para el Diálogo Social y deseamos que el Consejo Interterritorial de Salud discuta todos los asuntos pendientes. Está en juego la calidad y la cohesión del Sistema Nacional de Salud ', declaró ayer Carlos Amaya, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).

El desencuentro entre Elena Salgado y los profesionales de la salud se ha acrecentado tras la aprobación del Real Decreto que regula las condiciones laborales de los residentes y la lentitud con la que Sanidad está abordando el problema de la falta de especialistas. Y quedó más patente ayer tras la rueda de prensa que ofrecieron los sindicatos mayoritarios, CESM, CC OO y Satse, que agrupa a los enfermeros.

Sus líderes sindicales, Carlos Amaya, María José Alende y Rafael Reig, denunciaron la decisión de Salgado de poner en marcha políticas sanitarias sin contar con los profesionales y relegar a un segundo plano a las organizaciones que les representan. 'No hemos conocido a una ministra con tan poco talante y tan poco talento para gestionar los problemas de la sanidad. Sigue empeñada en ser sólo la ministra de salud pública ', aseguró María José Alende, de CC OO.

Los líderes sindicales acusaron a Elena Salgado de poner en peligro la cohesión del Sistema Nacional de Salud y amenazaron con movilizaciones.

Concretamente, alertaron de las diferencias terapéuticas entre regiones y hospitales, y advirtieron que éstas se deben en gran medida al déficit de especialistas y a la llegada de médicos extranjeros no formados. 'En Extremadura nos hemos encontrado con una traductora de polaco en un servicio de ginecología porque el obstetra no sabía español ', denunció Carlos Amaya. Dentro de un mes, los médicos que han aprobado el MIR tendrán que elegir especialidad y provincia, 'y ya veremos cuáles son las comunidades que eligen y cuáles son las regiones a las que nadie quiere ir ', concluyó Amaya, tras recordar las diferencias de salarios, jornadas laborales y condiciones de trabajo que aún persisten entre territorios.

No obstante, el director general de Recursos Humanos y Servicios Económico-Presupuestarios del Ministerio de Sanidad, José Antonio Benedicto, señaló a Efe que la existencia de 17 modelos de carreras sanitarias no pone en peligro la cohesión del Sistema Nacional de Salud, 'porque son muy parecidos entre sí '. También afirmó que la regulación de las carreras sanitarias no es competencia del Ministerio. Asimismo, apunta que la regulación de las carreras sanitarias no es competencia del Ministerio, sino de las comunidades autónomas y que la calidad del Sistema Nacional de Salud está 'garantizada ' porque no sólo la carrera universitaria acredita el valor del Sistema.

Los problemas de los residentes

Los médicos residentes (MIR), aquellos que acaban de incorporarse al Sistema Nacional de Salud y ultiman su formación como especialistas en un hospital, trabajan actualmente bajo las condiciones laborales que impone el Real Decreto de octubre de 2006. Pero esta normativa no contó con el beneplácito de los sindicatos profesionales.

Varias plataformas de facultativos se han formado desde que entrara en vigor el RD y varias sentadas ante Sanidad se han convocado para exigir un cambio sustancial en el número de horas seguidas que trabajan. La última sentada ha sido impactante por su eslogan: 'Llevo 32 horas sin dormir, ¿te opero? '.

El Real Decreto impone el descanso laboral tras una jornada con guardia de 17 ó 24 horas, según los casos, 'salvo necesidades de trabajo o interés formativo '. Los residentes suelen hacer dos o tres guardias a la semana y la falta de facultativos propicia que ese 'salvo necesidades de trabajo ' se haya convertido en norma. El día 17 hay nueva movilización MIR y el Tribunal Supremo ha admitido a trámite los recursos interpuestos por CC OO y CESM.

El Ministerio de Sanidad recuerda que el RD se puede mejorar con la negociación colectiva, como han hecho nueve comunidades autónomas, entre ellas, Andalucía, Madrid, Cataluña o Valencia. Algunas, incluso, han introducido el descanso automático.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.