El desempleo alternado con contratos temporales es la principal causa. Los salarios y la desprotección frente el desempleo también son factores que empeoran la situación del empleo en España. Un estudio considera necesarias nuevas políticas laborales.

Unos tres millones de trabajadores padecen situaciones de precariedad laboral, alternando el desempleo y contratos temporales en periodos de cinco años, según un informe realizado por la Fundación Foessa y presentado por Cáritas Española.

La parte negativa del informe es que esta situación tiende a estancarse si no se realizan nuevas políticas laborales. El estudio analiza la evolución del empleo precario en las distintas reformas laborales desde 1984 y concluye que España tiene un problema con la precariedad del empleo, no limitado a la temporalidad, sino que abarca otros aspectos relacionados con el nivel de cualificación de los empleos, los salarios y la falta de protección frente al desempleo.

Cuatro millones de empleos estables en 11 años

En el apartado positivo, destaca que en los últimos once años, se han creado cuatro millones de empleos estables nuevos. Sin embargo, se han empeorado las condiciones de los trabajadores temporales, "que tienen trabajos más temporales", según explicó el director del trabajo, Miguel Laparra. "Ha habido una gran expansión del empleo estable, pero también de la bolsa de empleo temporal" que es de las más grandes de la UE", añadió.

Durante este periodo ha crecido el número de familias con un trabajador con contrato indefinido, ya que ha aumentado casi el 60% el acceso al empleo estable desde 1994 y hay 2,8 millones de hogares más con un empleado estable.

400.000 hogares dependen del empleo temporal

Pero también hay 400.000 hogares más dependiendo del empleo temporal y uno de cada 5 hogares activos tiene todos sus miembros en edad de trabajar en paro o con empleos temporales, señala el estudio analizando datos del periodo 1992 a 2005.

Sólo uno de cada ocho parados en edad de trabajar percibe un subsidio por desempleo y la mitad recibe la prestación asistencial del 28 por ciento del salario medio. "Son pocos los que cobran subsidio por desempleo, los que lo hacen es una cuantía mínima y casi ninguna Comunidad Autónoma tiene un sistema de garantía de ingresos mínimos", interpreta el coordinador del estudio.


Empleo precario en la Administración

El informe destaca una tendencia de las administraciones públicas a precarizar el empleo, frente a la empresa privada que hace cada vez más contratos estables. Además, esta precariedad se induce en los servicios sociales y explica que en el caso de las empleadas de hogar del servicio de ayuda domiciliaria hay un cien por cien de temporalidad en los servicios y en las residencias de ancianos alcanza el 33 por ciento.

Laparra alertó de que depende cómo se gestione la Ley de Dependencia "puede significar la extensión del empleo precario". El estudio señala que la expansión del empleo precario es, en cierto modo, responsabilidad de las políticas públicas y que lasreformas en la regulación del mercado de trabajo de 1984 y 1994 permitieron una expansión "sin precedentes del empleo precario que ahora está siendo difícil de corregir".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.