Los países europeos con jornadas medias más cortas presentan mayor productividad por hora trabajada. Así se desprende de un informe que ha analizado el mercado laboral de siete países europeos entre finales de 2006 y principios de 2007.

Los países europeos con jornadas medias más cortas presentan mayor productividad por hora trabajada. Así se desprende del último Euroíndice IESE-ADECCO, que ha analizado el mercado laboral de siete países europeos (España, Reino Unido, Portugal, Francia, Italia, Alemania y Polonia) en el cuarto trimestre de 2006 y las previsiones primer semestre de 2007.

En España, la productividad media por persona ocupada cayó un 0,2% en el citado periodo, lo que la sitúa, junto a Italia (-0,3%), a la cola de los siete países analizados, aunque estos descensos son menores que los obtenidos en trimestres anteriores y, de hecho, en el caso español, es el mejor resultado en seis años y medio.

Durante 2006, la productividad media por persona ocupada creció un 1% en los siete países analizados , que representan más del 75% de la población y del PIB de la UE-25. A excepción de España e Italia, los otros cinco países analizados mejoraron su nivel medio de productividad, especialmente Alemania y el Reino Unido, con un aumento del 1,9% en ambos casos.

España, a la cola del informe

En los últimos cinco años la productividad media anual ha mejorado en estos países un 0,8%, mientras que en España cayó un promedio del 0,8%. Según el informe, la pérdida de niveles de productividad es "seguramente" el principal problema al que se enfrenta el mercado laboral español y el principal motivo de que el salario real tenga en estos momentos el mismo poder adquisitivo que hace 10 años.

Aunque tradicionalmente se asocia una jornada laboral más extensa a una mayor productividad, añade el estudio, existe una relación negativa entre ambos conceptos y, al trabajar más horas, se "tiende a disminuir el aprovechamiento que se hace de cada una de ellas". Así, destaca, una mejora en la eficiencia (productividad) puede llevar a reducir la jornada de trabajo sin que se produzca una caída en la producción.

42 minutos más de trabajo a la semana

Según datos de la Comisión Europea de noviembre de 2006 recogidos en el estudio, en España la jornada es de 41,1 horas semanales, lo que supera a la media comunitaria en 42 minutos. Los hombres trabajan 41,8 horas (30 minutos más que la media masculina europea) y las mujeres 39,8 horas (42 minutos más). Tanto para el total como para los hombres el tiempo de trabajo de jornada completa en España es el tercero más largo de los países analizados y, el segundo en el caso de las mujeres, solo superado por las asalariadas británicas.

Sin embargo, en el caso de la jornada parcial, la jornada en España es de 19,5 horas de media, 24 minutos menos que la media de la UE-25. El EIL, que pondera cuatro componentes: ocupación, apertura a los grupos de trabajadores más vulnerables, adaptabilidad del mercado y rendimiento, alcanzó en el cuarto trimestre de 2006 el mejor valor hasta el momento, 72,9 puntos, lo que supone un incremento interanual del 4,4%, debido principalmente al factor de la ocupación.

Acceso a página web de índices del IESE: http://www.iese.edu/es/RCC/IRCO/Investigacion/Docsypubl/Indices/Indices.asp

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.